Miércoles, 01.04.2020 - 06:49 h
La OPA hostil

CNMC aprueba la posible compra de Just Eat por Prosus con condiciones por Glovo

Competencia exige que, si se lleva a cabo la operación, Just Eat no pueda tener acceso a la información de la startup española.

Logotipo de Just Eat.
Just Eat es el principal animador del negocio de la comida a domicilio.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha dado luz verde a la potencial compra de Just Eat por parte de Prosus, en manos del gigante sudafricano Naspers y principal accionista de Delivery Hero. La operación, que ha sido comunicada oficialmente por medio de una OPA hostil pero rechazada por el consejo de la británica, tiene una exigencia clara del regulador español: bloquear todo acceso a información de Just Eat a la española Glovo, de la que se convertiría de manera indirecta en socio minoritario.

Prosus hizo pública una Oferta Pública de Adquisición (OPA) el pasado mes de octubre que, posteriormente, mejoró. Busca hacerse con Just Eat, aunque sin el beneplácito del consejo de ésta, que ha rechazado la oferta y ha apostado por apoyar la que presentó su otro rival Takeaway.com. Sin aún una resolución sobre la mesa, la CNMC ha ofrecido su dictamen en España.

La CNMC ha advertido de los problemas de competencia que surgen por las vinculaciones accionariales de los actores. Prosus es el principal accionista de Delivery Hero, que, a su vez, es el principal socio de la startup española Glovo (13% tras la última operación). "La compradora de Just Eat tendría una participación indirecta en su principal competidor en España, Glovo", apunta el regulador.

En este escenario, el organismo entiende que estas participaciones podrían entrañar un riesgo al posibilitar el acceso a información relativa a la estrategia comercial de Glovo, pues tendría acceso a todas las cifras que se pusieran en conocimiento de los consejos de administración de Just Eat y de la propia Glovo. "La presencia indirecta de MIH en el consejo de administración del principal competidor de Just Eat crea un incentivo en MIH a prevenir la expansión del negocio de este competidor", advierte.

La consecuencia: se da luz verde pero con compromisos. Exige que haya garantías claras de que Prosus (Delivery Hero) no acceda a información comercial sensible ni de Delivery Hero ni de su participada Glovo y de que se impida al gigante sudafricano influir en la estrategia desarrollada por la startup española. La duración de estos compromisos será de tres años, con posibilidad de prorrogarlos un año adicional.

Una venta sin resolución

Esta operación sigue aún a la espera de una decisión de los accionistas de Just Eat. Prosus elevó hace varios días su OPA hostil sobre la compañía de origen danés (y con sede en Reino Unido) hasta los 8,44 euros por acción. La nueva oferta la valoraba en 5.054 millones de libras (6.000 millones de euros al cambio).

El consejo de administración de Just Eat ha recomendado a los accionistas de la empresa británica de reparto de comida a domicilio que rechacen la última propuesta de compra planteada por Prosus, que elevó este lunes su oferta pública de adquisición (opa) hasta los 740 peniques (8,44 euros) por acción. "Sigue creyendo que infravalora significativamente a Just Eat y sus atractivos activos y perspectivas tanto de manera autónoma como formando parte de la combinación con Takeaway.com", apuntó

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING