Martes, 21.05.2019 - 13:29 h
Desiste de los recursos ante el Tribunal Supremo

La CNMC pone punto final al pleito con el Gobierno por sus funciones regulatorias

La ministra Ribera ha claudicado en todas las peticiones del regulador para evitar que la CE demandará a España ante el Tribunal de Luxemburgo

El presidente de la CNMC, José María Marín, en un acto en Santander.
El presidente de la CNMC, José María Marín Qeuemada. / APIE

El decreto 1/2019 sobre las nuevas competencias funcionales de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) en el sector energético ha supuesto un punto de inflexión en las controvertidas relaciones del Gobierno con el organismo regulador. El pleno de la CNMC ha acordado este miércoles desistir de todos los recursos que se han ido presentando en los dos últimos años ante el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional contra los Ejecutivos presididos tanto por Mariano Rajoy como por Pedro Sánchez.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, no ha caído siquiera en la tentación de jugar con los tiempos, tal y como era su primera intención, para retrasar los nuevos poderes de la CNMC hasta después de aprobados los peajes eléctricos y de gas en 2020. De esta forma el Gobierno socialista se reservaba el control efectivo del recibo de la luz durante todo este año y el siguiente, evitando los efectos sociales que puede provocar una eventual subida de la tarifa en dos años cargados de citas electorales.

Los recursos que ahora han sido retirados corresponden a las impugnaciones en el Tribunal Supremo de las propias estructuras funcionales que dieron carta de naturaleza al antiguo Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (MINETAD) liderado por Álvaro Nadal y al nuevo de Transición Ecológica (MITECO) que dirige Teresa Ribera. En ambos organigramas ministeriales el Gobierno se reservaba las funciones regulatorias que la CNMC ha venido reclamando estos años de acuerdo con el derecho comunitario.

El pleno del organismo que preside José María Marín Quemada ha retirado además la impugnación del real decreto 335/2018 que modificaba diversas normativas sobre el mercado de gas natural referidas a las tarifas de accesos y de transporte así como a los contratos con los consumidores finales. Todas estas actividades serán a partir de ahora competencia directa del regulador que deberá actuar, en todo caso, en función a los criterios de política energética que determine el Ministerio de Transición Ecológica.

Funciones que ni siquiera tenia la CNE

El último recurso desestimado corresponde a la impugnación ante la Audiencia Nacional de la resolución aprobada por la Secretaría de Estado de Energía en mayo de 2018 sobre los mercados diarios e intradiarios de producción de energía eléctrica. La normativa aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros recoge en opinión de la CNMC todas las competencias que le corresponden de acuerdo con las exigencias de las directivas comunitarias y algunas otras que ni siquiera tenía la antigua Comisión Nacional de la Energía (CNE) en el año 2011.

La nueva normativa otorgará a la CNMC las competencias sobre la metodología y los valores de los peajes, que suponen el 40% de la tarifa eléctrica, y fijará también los parámetros de transporte y distribución. Además se encargará de aprobar la retribución de Red Eléctrica y de Enagás en su calidad respectiva de operador del sistema eléctrico y gestor técnico del sistema gasista. El nuevo decreto traspasa también al regulador las atribuciones para determinar las reglas de los mercados organizados de la energía y clarifica al mismo tiempo las competencias sobre los planes de inversión de las las empresas reguladas citadas disponiendo también de capacidad de inspección y sanción.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios