Miércoles, 18.09.2019 - 01:38 h
Ultiman un convenio de colaboración

La CNMV y la UDEF unirán fuerzas en la lucha contra los delitos de cuello blanco

El regulador trasladará a la Policía Nacional las informaciones críticas para prevenir cualquier indicio de ilegalidad en los mercados de capitales

Sede de la CNMV
La CNMV y la UDEF ultiman un convenio para luchar contra las estafas financieras/ EP

La CNMV está dispuesta a pasar de las musas al teatro para reforzar sus poderes de supervisión en los mercados de capitales. A tal efecto, el plan de actividades para 2019 que el organismo regulador presidido por Sebastián Albella va a presentar en los próximos días contempla una iniciativa trascendental para prevenir, perseguir y erradicar los grandes escándalos financieros. La CNMV se proponer rubricar un convenio de colaboración con la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional que definirá los términos de actuación conjunta a la hora de abordar eventuales conductas ilícitas que puedan derivar en graves responsabilidades ante los tribunales de justicia.

Hasta ahora la labor de vigilancia de la Comisión de Valores ha tenido un marcado acento financiero y ha estado básicamente limitada al análisis técnico de la información remitida por las entidades emisoras sometidas a la Ley del Mercado de Valores (LMV). En los casos de mayor alarma social y que han obligado incluso a la intervención judicial el papel del organismo regulador ha estado supeditado como unidad de apoyo a la Policía Nacional y a los propios tribunales de justicia. La CNMV ha tenido que reducirse de manera histórica a una mera labor de peritaje sin mayor capacidad decisoria en la resolución final de los procedimientos incoados.

El mejor y más reciente ejemplo de esta función secundaria se ha manifestado con meridiana claridad a raíz de las escuchas telefónicas efectuadas por el excomisario Villarejo a instancia del BBVA. La CNMV salió rápidamente al paso encendiendo las alarmas sobre el caso, pero precisando al mismo tiempo que su ámbito de competencias impedía ir mucho más allá de las propias implicaciones que tiene el escándalo para el organismo regulador. No se olvide que algunas de las personas que fueron objeto en su día de espionaje eran antiguos dirigentes de la CNMV, lo que ha obligado a revisar los sistemas de ciberseguridad de la institución.

Más allá de poner orden dentro de la propia casa y de las contingencias que la investigación interna del BBVA puedan implicar en los estados contables del banco, lo cierto es que la Comisión de Valores es un convidado de piedra que tampoco tiene capacidad funcional para actuar de una manera directa en independiente a la hora de esclarecer situaciones de esta naturaleza. De ahí la importancia del próximo acuerdo marco con la UDEF, que reforzará la autoridad más firme y, sobre todo, más proactiva del organismo encargado de velar por el buen funcionamiento de los mercados financieros en España.

Información,  asesoramiento y formación

El convenio de la CNMV con la entidad encargada de perseguir las actividades delictivas en el ámbito económico y fiscal es un proyecto que la Comisaría General de la Policía Judicial viene requiriendo desde hace tiempo con el fin de regularizar una colaboración que es cada vez más necesaria dada la sofisticación de los mercados financieros. El proyecto ha tenido que superar, no obstante, ciertos obstáculos normativos dado que la Comisión de Valores no está facultada para difundir información de manera discrecional sobre sujetos sometidos a supervisión mientras no exista una orden judicial por medio. 

​El Ministerio del Interior, como entidad promotora del acuerdo, cuenta con el respaldo a tal efecto de la Abogacía del Estado, que ha considerado el deber de colaboración entre organismos de la Administración Pública por encima del deber de secreto exigido a la CNMV. Sobre el fundamento jurídico de la propia Ley de Procedimiento Administrativo, la redacción del convenio que será firmado en los próximos días define estrictamente los campos de actuación en los que se puede desarrollar la colaboración con la UDEF y que se concretan en tres apartados específicos. A saber; información, asesoramiento y formación mutua en labores de investigación vinculadas con supuestos ilícitos civiles y penales dentro de los mercados financieros.

La alianza entre la CNMV y la Policía Nacional tendrá una incidencia especial en la lucha contra las entidades que prestan servicios financieros sin autorización del regulador. La cruzada contra los llamados 'chiringuitos' financieros ha sido una constante en la gestión llevada a cabo por los máximos responsables de la CNMV durante los últimos años. Sebastián Albella dispondrá ahora de un apoyo policial que puede resultar decisivo para intensificar sus investigaciones y actuar con mayor eficacia tanto en la apertura de los expedientes sancionadores como a la hora de advertir con prontitud y garantía a los inversores.

En contrapartida, los dirigentes de la UDEF dispondrán de la asistencia técnica de la CNMV en la persecución de fraudes vinculados con los nuevos instrumentos financieros. La alianza entre el regulador y la policía financiera incluirá entre sus prioridades un plan de actuación para prevenir las eventuales estafas en la implantación de las criptomonedas que paulatinamente van ganando adeptos, y también incautos, en España. Los avances de los más sofisticados instrumentos financieros son irreversibles en un sistema global pero precisamente por eso es fundamental que la CNMV se dote de medios para hacer frente a los nuevos y cada vez más insospechados delitos de cuello blanco que acechan en los mercados de capitales. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios