Lunes, 19.08.2019 - 10:35 h
Otra plataforma de reparto a juicio

La denuncia de UGT contra Amazon Flex: alega "fraude" por falsos autónomos

El sindicato ha exigido al Ministerio de Trabajo que  actúe para impedir  "el fraude contra los trabajadores y contra la Seguridad Social"

Repartidor Amazon Prime Now.
La denuncia de UGT contra Amazon Flex: alega "fraude" por falsos autónomos

UGT ha denunciado a Amazon Flex por cometer "fraude" en torno a la figura del falso autónomo. Dado que sus trabajadores hacen uso de sus propios turismos, el sindicato advierte de que la plataforma del gigante de la distribución copia la organización de otras compañías de reparto como Glovo o Deliveroo.

El sindicato ha denunciado que Amazon Flex reproduce las líneas de actuación de plataformas como Ubereats, Stuart, Deliveroo o Glovo, utilizando falsos autónomos, a pesar de que recuerda que algunas sentencias ya han determinado la existencia de una relación laboral entre los repartidores y estas plataformas

En este caso concreto, UGT observa falsos autónomos porque la compañía establece un sistema de reparto en la que la empresa selecciona el número de paquete y la zona a repartir, con un sistema de pago por bloques de dos horas de 28 euros, a los que se descuenta el combustible, el seguro del coche y los impuestos por ser autónomos.

Además, argumenta que se establece un sistema de evaluación constante por parte de la plataforma y del cliente, que acaba por determinar la cantidad de horas a trabajar la siguiente semana; que los trabajadores están obligados a aceptar las condiciones impuestas por Amazon o que necesitan una formación previa obligatoria.

Por todo ello, el sindicato ha avanzando que denunciará también esta actividad en Barcelona, Bilbao y Sevilla y ha exigido al Ministerio de Trabajo que "impida de manera inmediata que se siga ampliando el fraude contra los trabajadores y contra la Seguridad Social".

Además, UGT reclama a la sociedad en su conjunto, con motivo del Amazon Prime Day que se celebra estos días, que sea consciente de que "quien le lleva a casa su producto tan barato puede que no cobre ni el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) después de pagar todos los impuestos, ni siquiera llegar a los 600 euros al mes".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios