Viernes, 22.03.2019 - 20:19 h
Otros 417 millones a su participada CD Supply Innovation

La deuda 'escondida' de Dia: el grupo debe casi 830 millones a sus proveedores

La compañía releva a otros tres directivos de su cúpula y se toma un respiro en sus recientes caídas en bolsa, con un repunte superior al 10%.

Carros de un supermercado La Plaza de Dia.
El grupo Dia adeuda casi 830 millones de euros a sus proveedores. / Dia

Dia vive en las últimas semanas un montaña rusa en bolsa (con muchos más descensos que subidas) en medio de un mar de dudas de los inversores. Una de las que ha empezado a despejar está vinculada a la revisión de sus resultados del ejercicio 2017, tras asumir que no había realizado correctamente las cuentas con sus proveedores. Precisamente, estos son uno de sus principales acreedores.

La compañía encabezada desde agosto por Antonio Coto cuenta con una factura pendiente con sus proveedores de más de 829 millones de euros, según desvelaba en sus cuentas del primer semestre del año. Una cifra que está lejos de los 1.510 millones que comunicó el pasado mes de diciembre, al cierre del ejercicio 2017. Y hay un porqué de este movimiento a la baja.

En las cuentas del primer semestre, Dia especifica que suma a esas cuentas a pagar otros 417,4 millones que tienen pendientes con CDSI. Se trata de una de sus participadas, CD Supply Innovation, la sociedad que creó a finales del pasado año con el grupo francés de supermercados Casino, de la que controla el 50% del capital. La filial se dedica a la compra de productos de marca 'blanca' para sus dos socios, que negocian en común, lo que, sobre el papel, pueden pactar mejores precios.

Esa deuda con sus proveedores es inferior a la deuda financiera que mantenía al cierre del semestre. Entonces, debía a los bancos, a pagar en el plazo de un año, 352,7 millones de euros.

Revisa sus cuentas… a proveedores

La compañía controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman ha decidido mantener el próximo 30 de octubre como fecha de presentación de resultados de los nueve primeros meses del año. Una cita, la primera de Coto con los inversores, en la que desvelará si esas cifras de deuda con proveedores se mantienen o dan un vuelco. Más aún cuando esta misma semana ha reconocido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ese ha sido el principal motivo por el que ha revisado sus cuentas de 2017.

Dia especifica que sobrestimó los descuentos comerciales a percibir por sus proveedores y que, por ello, recortó en 20 millones su beneficio del último año. Además, en reservas, asume un efecto de 18 millones por facturas pendientes de recibir porque las registró, justifica, en un periodo distinto al que correspondía. Otros 18 millones de euros indica, simplemente, correspondieron a desajustes en las estimaciones de provisiones, por varios conceptos, que se arrastraban de un ejercicio a otro, según comunicó al organismo presidido por Sebastián Albella.

Esa revisión de cuentas se cobró el cargo de Amando Sánchez Falcón, que hasta hace una semana era su máximo responsable financiero. Y no ha sido el último en salir. Este martes, han seguido el mismo camino Diego Cavestany (director de Nuevos Negocios en España), Juan Cubillo (director ejecutivo de Compras) y Miguel Bello, director de La Plaza.

En medio de estas salidas, Dia vivió este martes un pequeño respiro en bolsa. Se apuntó un alza del 10,3%, con lo que dejó su acción en 0,73 euros. Es un 61% menos que la cotización que alcanzaba el 12 de octubre, hace menos de dos semanas, cuando se intensificaron las dudas sobre el futuro de la cadena de supermercados

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios