Domingo, 09.12.2018 - 23:54 h
La expansión de DISA en Madrid

La familia Banús hace sitio en Mirasierra a la empresa petrolera de los Carceller

El hólding familiar de los herederos del promotor del exclusivo barrio madrileño vende a la petrolera canaria Disa su pequeño negocio de surtidores

Gasolinera Disa
Estación de servicio Disa.

La estrategia de despliegue a nivel nacional del distribuidor canario de hidrocarburos DISA ha terminado por cruzar los caminos de dos de las estirpes empresariales con más solera en el panorama nacional: los Carceller, propietarios del emporio petrolero construido en el archipiélago y de otros negocio de éxito como la cervecera Damm, y los Banús, herederos del imperio inmobiliario edificado por los hermanos Juan y José Banús, que tiene por emblemas la exclusiva zona portuaria marbellí a la que da nombre y el madrileño Barrio de Mirasierra.

Precisamente son los terrenos que aún posee la familia Banús en la conocida colonia de la zona norte de Madrid los que han marcado esta encrucijada de dinastías de empresarios. Según ha podido confirmar lainformacion.com en los entornos de ambas familias, el Grupo Valdemira, el hólding que gestiona los intereses inversores de la familia Banús, sustanció a finales del pasado año la venta del pequeño negocio petrolero familiar - Gasolineras Mirasierra, S.L. - al Grupo Disa, propiedad de la familia Carceller, por una cantidad que no ha trascendido.

Las fuentes consultadas aseguran que la operación supuso la cesión de la titularidad de unos terrenos en el Barrio de Mirasierra en los que se asienta un establecimiento de suministro de combustible actualmente regentado por Cepsa, que mantendrá los derechos de explotación del mismo hasta el año 2022, año en el que procederá bien renegociar el contrato de alquiler que da derecho a la explotación del espacio o bien resolverlo.

El Grupo DISA, que adquirió en 2004 los derechos sobre las estaciones de servicios de la enseña Shell en España, aborda esta operación de recibir el visto bueno de competencia para la adquisición de la empresa Gesa y de las 26 estaciones de servicio que dicho grupo tenía a lo largo de todo el territorio nacional, singularmente en la Comunidad de Madrid.

La operación convirtió a Disa en el cuarto mayor operador de hidrocarburos de mercado español con el control de una red de más de 600 gasolineras a lo largo de toda España y reforzó también la posición del operador de origen canario en Madrid, donde ya opera más de medio centenar de establecimientos.

El Grupo Valdemira, por su parte, avance en la senda de desinvertir en aquellos ámbitos que no forman parte del núcleo de su negocio, orientado principalmente a la promoción inmobiliaria, a través de la Inmobiliaria Juban, pero que también incluye marcas de moda como Bangú, la gestión de un concesionario oficial de Skoda en Madrid (Bahner Motor) y otros negocios relacionados con la alimentación (Del Soto) y el ocio y el deporte, como la Ciudad de la Raqueta o el Hotel Sheraton Madrid Mirasierra.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios