Viernes, 23.08.2019 - 22:37 h
Nuevo concepto 

Arranca la venta 'low cost' en La Finca: a millón, 200 metros y con club propio

Jóvenes y ejecutivos del parque empresarial más VIP son los potenciales inquilinos de las 515 viviendas que se realizarán en tres fases.

Los primeros pisos llegan a La Finca, en Pozuelo de Alarcón.
Los primeros pisos llegan a La Finca, en Pozuelo de Alarcón. / D.R.

El lujo busca para crecer nuevos horizontes. Y La Finca, la elitista urbanización de Pozuelo de Alarcón, Madrid, lo tienen claro. El Grupo LaFinca, firma encabezada por Susana García-Cereceda tras el fallecimiento de su padre y fundador de la sociedad Luis García Cereceda, ha decidido ampliar su nómina de viviendas unifamiliares y apostar por pisos en dos formatos: venta y  alquiler, algo insólito en esta urbanización donde habitan, entre jugadores de fútbol, las grandes fortunas del país. Pero vayamos por partes. O por fases, que la venta esta desde hoy en marcha.

LaFinca LGC3, que es como se llama esta primera hornada de pisos de lujo, está compuesta por 144 viviendas distribuidas en 9 bloques. Cuenta con 42.000m² de cuidados jardines y lagos, y de amenities tales como zona infantil, gimnasio o piscina comunitaria, al tiempo que goza de vistas ilimitadas hacia Lafinca Country Club, " que será el nuevo gran campo de golf de Madrid", explican desde esta elitista urbanización.

Todas las viviendas estarán dotadas de instalación domótica, y entre 3 y 6 plazas de aparcamiento, incluida toma eléctrica para vehículos. Los precios parten del millón de euros, algo también insólito en La Finca.

La superficie de las viviendas varía entre los 200 y los 400 m2 aproximadamente (entre 3 y 6 dormitorios) con generosas terrazas que pueden llegar hasta los más 600 m2, incluyendo piscinas privativas en el caso de los áticos y de los bajos, además de la piscina comunitaria.

De alquiler y 80 metros

Pero hay más. La segunda fase, llamada LGC7, contará con 188 viviendas entre 80 y 320 metros cuadrados. Han leído bien: 80 metros. En venta se destinarán 96 y en alquiler 92, inaugurando un nuevo concepto. Esta fase que también está en su periodo de reservas se empieza a construir después del verano. Desde la compañía explican que los potenciales inquilinos para arrendar son hijos de los propietarios de las grandes mansiones de La Finca y ejecutivos que trabajan en La Finca que buscan vivienda temporal y quieren disfrutar de las ventajas que les ofrece esta urbanización. Con este paso, Grupo LaFinca se convertirá en una de las pocas gestoras de alquiler residencial especializada en viviendas premium en España.

Promoción de pisos en La Finca.
Promoción de pisos en La Finca. / D.R.

Un club de 700 millones

La niña bonita de este proyecto es el llamado 'country club', que surte de servicios a los bloques de viviendas. Este espacio contará con un campo de golf de 18 hoyos Par 72 de 6.505 metros cuadrados, junto a una laguna de 35.000 metros cuadrados de superficie de lámina de agua, playa artificial, instalaciones y escuelas deportivas, jardines y pista para correr. 

Para que todo quede en casa (y que tiemble el Centro Comercial Zielo también en Pozuelo de Alarcón y con un target parecido) el recinto contará además con un centro de ocio de 10.000 metros cuadrados llamado La Finca Grand Café. El total de ingresos esperados una vez finalizado el complejo LGC, según comentan a este medio fuentes de la compañía, es de 700 millones de euros, incluyendo las tres fases de casas previstas y LGC Grand Café. 

Recordar aquí que desde 2016 La Finca afronta una profunda reestructuración financiera y societaria. Es entonces cuando firma un acuerdo de financiación mediante un préstamo sindicado liderado por Société Générale, CaixaBank y Santander por 395 millones destinado a amortizar deuda existente y afrontar nuevos proyectos.

Render del interior de una de las viviendas.
Render del interior de una de las viviendas. / Idealista.

En el año 2017, se evidenciaron las ventajas de la reestructuración (y las nuevas reincorporaciones como la del financiero Jorge Morán como vicepresidente) para todos sus accionistas y Grupo LaFinca abandonó los números rojos con un beneficio de 11,5 millones de euros, lo que permitió repartir dividendo por primera vez después de diez años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios