Jueves, 20.06.2019 - 11:46 h
Se someterá a votación en la junta

La Finca enreda su salida a bolsa hasta que se resuelva el lío judicial por Procisa

Los propietarios de la socimi también se blindan contra cualquier resolución de los tribunales en contra de los administradores de la sociedad.

Los primeros pisos llegan a La Finca, en Pozuelo de Alarcón.
Los primeros pisos llegan a La Finca, en Pozuelo de Alarcón. / D.R.

La salida a bolsa de La Finca, la promotora de uno de los barrios más lujosos de todo el país en Pozuelo de Alarcón, Madrid, pende de un hilo. La compañía someterá a votación la suspensión inmediata de la admisión a negociación de las acciones hasta que se resuelva el lío judicial que existe por la escisión de Procisa -la promotora que fundó Luis García Cereceda y a través de la que se construyó esta urbanización-. Así lo demuestra un documento al que ha tenido acceso La Información

En concreto, el punto 15 del orden del día de la convocatoria de junta general de accionistas de la firma señala que se someterá a votación un "acuerdo de suspensión inmediata de admisión a negociación de las acciones de la Sociedad en el Mercado Alternativo Bursátil hasta la definitiva resolución de la demanda de nulidad de la escisión de Procisa, de la que nace La Finca Global Assets SA, en los Juzgados de lo Mercantil de Madrid". 

Según señalan fuentes conocedoras de la operación, se trata de "una salvaguarda más para el supuesto de que hubiera resolución antes de la colocación". En cambio, lo cierto es que es una paralización de la salida a bolsa que podría alargarse en el tiempo 'sine die', con lo que los plazos que requiere el régimen fiscal al que están adscritos las socimis estaría en peligro. 

Cabe recordar aquí que esta normativa exige que en un plazo máximo de dos años las acciones de las compañías que se hayan acogido a dicho régimen fiscal deben ser "admitidas a negociación en un mercado regulado o en un sistema multilateral de negociación español o en el de cualquier otro Estado miembro de la Unión Europea". De no cumplirse los plazos, "se perderá el derecho a aplicar el régimen fiscal especial" al que no se podrá volver a optar "mientras no haya transcurrido al menos tres años desde la conclusión del último período impositivo en que fue de aplicación dicho régimen", tal y como señala la normativa. 

Más allá de esta suspensión, en la junta que se celebrará el próximo día 12 de junio también se abordará una salvaguarda de cara a futuros 'líos' judiciales con los administradores de "hecho o derecho" de la sociedad. Literalmente, se someterá a votación un "acuerdo sobre el tratamiento corporativo y decisiones a los efectos de renovación del órgano de administración de la compañía que haya de darse a administradores de hecho o de derecho condenados penalmente, o investigados por delitos societarios o de corrupción por la Audiencia Nacional u otros juzgados". 

La Finca se blinda así ante las posibles resoluciones judiciales en contra de Susana García Cereceda por su implicación en la causa penal abierta en la Audiencia Nacional, y más en concreto en la pieza bautizada como 'Land' en la que se investiga el encargo de espionaje que hizo parte del entramado familiar al comisario jubilado José Manuel Villarejo y por cualquier otro litigio que pudiese surgir con su hermana Yolanda, accionista minoritaria de la firma. 

La compañía ha modificado la fecha de la junta general de accionistas, inicialmente prevista para el 22 mayo, y ha aprovechado para incluir en esta nueva convocatoria tres puntos en el orden del día a modo de blindaje para cualquier futura acción que pudiese suscitar una caída del precio de la acción tras su eventual salida al parqué. 

Ahora en Portada 

Comentarios