Jueves, 20.06.2019 - 11:49 h
No hubo propuesta formal

Yolanda Cereceda quiso zanjar y vender su parte en La Finca por una 'millonada'

La accionista minoritaria -con un 10,98%- intentó cerrar el lío familiar con una fuerte suma de dinero que no fue aceptada por su hermana Susana.

Susana García Cereceda, propietaria de La Finca.
Susana García Cereceda, propietaria de La Finca. / La Finca

Cuenta atrás para la junta de accionistas de La Finca Global Asset el próximo día 12 de junio. Con la tensión en ascenso y la salida a bolsa en el aire, se revelan algunos de los detalles de la mala relación entre las hermanas García Cereceda que traspasa el ámbito familiar y se convierte, cada año, en el objeto central del encuentro ante la perplejidad de los inversores internacionales. 

A poco más de tres semanas de la celebración del cónclave en la elitista urbanización de Pozuelo de Alarcón, falta por cerrar la causa que instruye el juzgado de instrucción número tres de la misma localidad que juzga los presuntos delitos societarios de administración desleal imputables a Susana García Cereceda y al resto de la cúpula de la sociedad dirima. Un proceso judicial complejo iniciado a instancias de Yolanda García Cereceda, hermana menor y accionista minoritaria, cuya resolución puede que se tenga antes de la mencionada junta de accionistas.  

Según la documentación jurídica a la que ha tenido acceso La Información y tal y como han confirmado posteriormente fuentes conocedoras de los hechos, Yolanda García Cereceda, hermana menor y accionista propietaria de un 10,98% de los títulos de la firma, ofreció "de manera informal" poner en venta su porcentaje de La Finca y zanjar así todos los problemas judiciales y familiares que se desencadenaron tras el fallecimiento de su padre, Luis García Cereceda -fundador de Procisa y creador de la urbanización más lujosa de España- en 2010.

Una 'millonada' vs. 12 millones de euros

En cambio, tal y como ha podido saber este medio, la cantidad que habría pedido la accionista minoritaria sería de "decenas y decenas, incluso centenares" de millones de euros, una cifra que superaría con mucho la valoración real de su participación en la compañía. 

Tal y como se señala en la documentación judicial y sin haberse realizado una valoración formal como exige la normativa en estos casos, se habría barajado, siempre informalmente, una cantidad de "en torno a doce millones de euros" que, según se indica, "si se ajustaría al precio de venta". Esta conversación 'de pasillo' nunca llegó a dar sus frutos y a día de hoy, Yolanda continúa reclamando sus derechos como accionista. 

De hecho, sin ir más lejos, y tal y como adelantó este medio, Yolanda habría provocado un cambio de fecha de la próxima junta de accionistas -prevista originalmente para el 22 de mayo y que finalmente se ha pospuesto al día 12 de junio-. ¿El motivo? Incluir varios puntos en el orden del día que tendrían como fin paralizar la salida a bolsa de la compañía. 

La Finca
 

El primero de ellos aborda la votación de un "acuerdo de suspensión de todos los trámites existentes con la CNMV respecto a La Finca Global Assets Socimi SA por las contingencias judiciales y fiscales de la sociedad que puedan producir efectos perjudiciales masivos a posibles inversiones", tal y como se indica en el documento de convocatoria de la junta general de accionistas de La Finca Global Assets. 

La escisión de Procisa

El segundo de los puntos es más claro todavía y tiene que ver con la judicializada escisión de la firma mercantil Procisa -originalmente fundad por su padre, Luis García Cereceda-. "Acuerdo de suspensión inmediata de admisión a negociación de las acciones de la Sociedad en el Mercado Alternativo Bursátil hasta la definitiva resolución de la demanda de nulidad de la escisión de Procisa, de la que nace La Finca Global Assets SA, en los Juzgados de lo Mercantil de Madrid", señala el documento al que ha tenido acceso este medio.

Las peticiones de Yolanda, de acuerdo con el reparto accionarial de la compañía, tendrán una difícil aprobación. Aunque no hay nada escrito y todo puede pasar, teniendo en cuenta de que hay varios juzgados con procedimientos abiertos cuyas resoluciones afectarían directamente a la sociedad. Lo que está claro es que los nubarrones ya se han instalado sobre la salida a bolsa que llevan tiempo preparando desde la dirección de La Finca.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios