Domingo, 18.11.2018 - 03:36 h
Durante la conferencia anual de la Junta

La JUR, tras el caso Popular: "La quiebra es parte del ciclo vital de la economía"

Más de 12.000 afectados, entre accionistas y bonistas, se dirigen al organismo europeo, que anuncia que abrirá el proceso para atenderlos el día 6.

La presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke Konig.
La presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke Konig. / EFE

Mientras que 12.000 afectados por el proceso del Banco Popular se han dirigido a Europa como último salvavidas al que agarrarse, la presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR, que es la autoridad de resolución de la Unión Bancaria Europea para situaciones de crisis financieras), Elke König, ha adoptado una posición estoica ante su labor. "Las quiebras son parte del ciclo vital de la economía. No estamos ahí para evitarlo", ha asegurado König en Bruselas durante la conferencia anual de la JUR. "Las quiebras tienen que estar ahí", ha añadido.

En cuanto al proceso del Popular en sí, ha adelantado que se abrirá el 6 de noviembre el procedimiento para que los antiguos accionistas y acreedores de la entidad remitan sus comentarios en el marco del proceso que determinará si deben ser compensados y en lo que ha definido como una "segunda fase".

"El proceso de Popular sigue en marcha, hemos recibido 12.000 expresiones de interés entre accionistas y bonistas", ha detallado König según Ep. "La segunda fase, en la que podrán remitir sus comentarios, comenzará el 6 de noviembre y durará tres semanas", ha añadido la presidenta. La JUR decidió de forma preliminar el pasado agosto no compensar a los afectados por la resolución de Banco Popular. Según el informe 'Valoración 3', los accionistas y bonistas habrían sufrido mayores pérdidas si la entidad hubiera continuado con un procedimiento normal de insolvencia. No obstante, antes de tomar una decisión formal, la entidad comunitaria debe escuchar a los afectados y finalizar la segunda fase, cuya 'hoja de ruta' ha anunciado. 

La presidenta de la JUR no precisó, sin embargo, qué proporción de los 12.000 registrados ha sido considerado elegible y podrá dar su opinión, e indicó que la JUR publicará mañana más detalles sobre este proceso. La JUR ordenó en junio de 2016 la resolución del Banco Popular, que se saldó con su venta al Santander por un euro y la amortización a cero de acciones y deuda subordinada, una operación que ha sido recurrida ante los tribunales españoles y europeos por quienes sufrieron pérdidas.

De vuelta a las crisis y la capacidad de los reguladores para hacer algo al respecto (al menos, para prevenirlas), la máxima responsable de la entidad comunitaria ha insistido que su labor es "proteger el dinero del contribuyente" evitando que los bancos tengan que ser rescatados con fondos públicos y resolviéndolos con los instrumentos que tiene la JUR. "Los bancos tienen que hacerse ellos mismos resolubles", ha subrayado. "Estamos en una situación mejor que hace 10 años, pero todavía no se ha hecho suficiente", ha detallado.

König ha afirmado que el proceso de resolución es una "maratón" y no un "sprint", ya que el mundo financiero "está evolucionando constantemente". En este sentido, ha detallado que en 2019 la entidad planea tener planes de resolución para todos los grandes grupos bancarios que están bajo la tutela de Bruselas.

En relación al Brexit, la presidenta de la JUR ha adelantado que, en caso de que no haya ningún tipo de acuerdo en relación al mundo financiero, cualquier banco que quiera operar dentro de la Unión Europea tendrá que asegurarse de que "son resolubles".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios