Viernes, 23.02.2018 - 15:47 h
Desde los 100 hasta los 2.500 dólares

La moda Airbnb llega al alquiler de coches de lujo de la mano de Drive Share

Los usuarios pueden elegir entre una selección de alrededor de 600 automóviles únicos, de momento solo está disponible en Estados Unidos.

Drive Share
Drive Share

El negocio del alquiler de coches de apunta a la moda Airbnb. En los últimos años el modelo del sector ha sido prácticamente el mismo: una empresa adquiría varios vehículos que alquilaba en función de las necesidades de los clientes. La flota de coches era muy similar en una empresa o en otra, hasta que ha llegado Drive Share quien utiliza la tecnología de estas empresas digitales para poner en contacto a dueños de vehículos y potenciales clientes.

¿Te gustaría hacer un viaje en un DeLorean? Este es uno de los vehículos que puedes encontrar en Drive Share. Elige el coche que más te guste, mira si está disponible los días que quieras y ponte en contacto con su propietario para hacer el intercambio del servicio. Los usuarios pueden elegir entre una selección de alrededor de 600 automóviles únicos, de momento solo está disponible en Estados Unidos.

Los propietarios tiene el control total del alquiler. Son ellos quienes establecen los recios y la disponibilidad de los mismos en el calendario. Los clientes pueden acceder al perfil del dueño del vehículo para comprobar que tiene el seguro en reglar y leer las opiniones de otros usuarios.

Desde los 100 hasta los 2.500 dólares

Además de vehículos clásicos, también se pueden alquiler Lamborghinis, Ferraris , Porsches, Jaguars... Los precios varían entre los 100 dólares diarios hasta los 2.500 dólares, todo depende de la marca y del modelo.

En la web se pueden encontrar algunos anuncios destacados como un Ford Model T de 1927 por 125 dólares al día, un Rolls-Royce Ghost de 2014 por 899 dólares o un Cadillac CTS-V de 2012 por unos 100 dólares diarios. Puedes filtrar la búsqueda en función de la zona geográfica, el fabricante o categoría del coche.

La aseguradora Hagerty es dueña de DriveShare y a su vez es la encargada de prestar el servicios de asistencia a los dueños de los coches. Ofrece asistencia en el viaje, un seguro de hasta un millón de dólares y se encarga de verificar a los usuarios.

Temas relacionados
Comentarios