Domingo, 21.10.2018 - 02:13 h
Golpeada por los impagos

La pionera del préstamo p2p ve inevitable el concurso tras el fraude de pagarés

Comunitae concluye el cierre de operaciones vivas y mantiene activa la plataforma para el cobro de la cartera "histórica" de impagados. 

El fundador de Comunitae, Arturo Cervera.
El fundador de Comunitae, Arturo Cervera.

Comunitae es la empresa pionera de los préstamos entre particulares. Y hoy se encuentra en serios problemas económicos. Un importante fraude de pagarés falsos detectado a finales del año pasado obligó a la dirección a frenar toda la actividad de captación de nuevas operaciones. Ahora, la compañía ve inevitable el concurso de acreedores, mientras liquida todas las operaciones impagadas.

Todo arrancaba el pasado mes de octubre. Un paquete de pagarés falsos colocados por diferentes emisores, con la connivencia -según la versión de la empresa- del analista de riesgos, les explotaba en las manos. La plataforma, que nació como una herramienta para prestar dinero entre particulares, se centró en los últimos años en este producto de descuento de pagarés. Esta incidencia obligaba a frenar la actividad, pues la tasa de morosidad se disparaba y no tenía sentido continuar.

En los meses siguientes la empresa se concentró en amortizar la deuda de pagarés cuyo vencimiento estaba pendiente. Esta parte ya está concluida. ¿Y ahora? El fundador y hoy administrador único de la empresa, Arturo Cervera, asegura a Lainformación.com que aún queda pendiente de amortizar la “cartera histórica” de impagados. “Es una cantidad mínima y residual”, apunta el directivo.

Quieren ir afrontando estos cobros para repartir las ganancias con los inversores. La actividad es mínima para sostener ese soporte. ¿Va a ser necesaria más inyección de capital? “Hay dinero suficiente”, explica Cervera. En concreto, a lo largo de 2017 se llevaron a cabo inyecciones para tener capital suficiente con el que afrontar la situación.

Concurso y deudas de 1,5 millones

Mientras se sucede la amortización de esa cartera, la compañía valora si declararse o no en concurso de acreedores. “No tiene sentido seguir adelante como compañía”, apunta Cervera.

¿Cuáles son las deudas? Según las cuentas del año 2016, últimas disponibles en el Registro Mercantil, la compañía mantenía a cierre de ejercicio unas deudas a largo plazo de 335.000 euros.

Tenía cuatro préstamos pendientes de devolver con el Ministerio de Economía, que suman 182.000 euros, y otro con el ‘business angel’ François Derbaix -a través de su sociedad Derbaix Ventures SL- de 50.000 euros. A esto se suma un préstamo Enisa del que queda por devolver 320.000 euros.

En el capítulo de ‘Otros pasivos financieros’ incluían 935.000 euros que corresponden con “entradas de dinero de particulares, como cuenta puente de financiación por importe de 935.0000 y 579.000 euros". Esta cantidad ha sido, prácticamente en su totalidad, retirada de la plataforma.

A cierre del año 2016, la plantilla del equipo la formaban siete empleados. Según Cervera, se ha reducido “hasta el mínimo” sólo para dar soporte a estas operaciones de préstamos impagados que se están tratando de recuperar.

Inversión perdida

El grueso de los inversores que respaldaron en su momento a la compañía dan por perdida la inversión. El fondo Cabiedes & Partners controlaba un 11,6%, mientras que Arturo Cervera aglutinaba el 43%. El resto, entre ellos el también cofundador José Miguel Rotaeche y el propio Derbaix, ostentaban casi el otro 45%. En total, durante sus años de actividad ha sumado más de 3 millones de euros en diversas inyecciones de capital.

Comunitae es una de las marcas más reconocidas dentro de las plataformas de financiación colectiva. Pese a que arrancó como una herramienta para préstamos entre particulares, su giro hacia el descuento de pagarés lo dejó al margen de la regulación impuesta por el Ministerio de Economía hace algo más de dos años.

Ahora en Portada 

Comentarios