Miércoles, 18.09.2019 - 01:44 h
Propone despedir a 1.200 trabajadores 

La plantilla de Vodafone vuelve al ataque y convoca huelgas de 24 horas por el ERE 

Empresa y sindicatos han concluido sin acuerdo la reunión celebrada este viernes en el Servicio Confederal de Mediación y Arbitraje (SIMA). 

La plantilla de Vodafone 'aprieta' para rebajar la cifra de despidos en el ERE
La plantilla de Vodafone vuelve al ataque y convoca huelgas de 24 horas por el ERE. / EFE

Los representantes de los trabajadores en Vodafone ha convocado varias jornadas de huelga de 24 horas para este mes de febrero con el objetivo de reclamar la retirada del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado por la compañía para hasta 1.200 trabajadores, alrededor del 23,5% de la plantilla.

Empresa y sindicatos han concluido sin acuerdo la reunión celebrada este viernes en el Servicio Confederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), que recomienda a las partes que "sigan negociando dentro del procedimiento de despido colectivo iniciado el pasado 24 de enero al objeto de alcanzar un acuerdo que ponga fin al conflicto".

Tras este encuentro, los sindicatos han convocado varias jornadas de huelga de 24 horas en protesta por el ERE para las dos últimas semanas de negociación. En concreto, UGT y CCOO han registrado en la Dirección General de Trabajo convocatorias para cuatro jornadas (11, 13, 18 y 20 de febrero), mientras que STC ha llamado a la huelga 10 días (11, 12, 13, 14, 15, 18, 19 , 20, 21 y 22 de febrero).

Los sindicatos iniciaron esta semana las movilizaciones en protesta por el procedimiento de despido colectivo con dos paros de una hora (de 12.30 horas a 13.30 horas) los pasados martes y jueves, que se repetirán la próxima semana. Además, el pasado sábado organizaron también una concentración en la Puerta del Sol de Madrid.

Vodafone España comunicó el pasado 10 de enero a los representantes de los trabajadores la apertura de un procedimiento de despido colectivo "por razones económicas, productivas y organizativas". 

La Mesa Negociadora del ERE se constituyó el 24 de enero y en ella compañía comunicó a los representantes de los trabajadores las condiciones, en las que se ofrece una indemnización de 32 días por año trabajado con un tope de 20 mensualidades y prejubilaciones a partir de los 56 años y con más de diez años de antigüedad.

Balance de la segunda reunión 

Tras la segunda reunión de la Mesa Negociadora celebrada este jueves, UGT ha incidido en que el número de despidos propuestos es "desproporcionado e injustificado" e insta a la compañía a que reconsidere la estructura de la nueva organización teniendo en cuenta sus argumentos y a que presente una propuesta "más acorde a la realidad con una reducción importante en el número de afectados".

Así, agrega que, aunque no es el momento aún de propuestas concretas, es "indispensable" para avanzar en la negociación de un acuerdo que se abra la opción de voluntariedades; se realice una oferta económica indemnizatoria "mucho más generosa, que permita a la plantilla interesada ver atractiva dicha voluntariedad y por tanto eliminar los despidos forzosos", y se mejoren las condiciones de jubilación anticipada, así como la ampliación del colectivo afectado por las mismas.

Por su parte, CCOO afirma que no puede aceptar un ERE de estas características que "no se sustenta en previsiones e hipótesis" e incide en que es "injustificado y desproporcionado con el único interés de mantener o aumentar los beneficios de forma inmoral y poco ética". El sindicato aboga por medidas coyunturales como voluntariedad sin veto y Ertes temporales.

En este sentido, ha pedido más información a la empresa sobre aspectos como los movimientos financieros entre la matriz y Vodafone España, las horas extraordinarias y el exceso de jornadas, las empresas externas o el plan de viabilidad de negocio para conocer el alcance real de la situación económica.

Desde STC proponen abrir otra Mesa Negociadora para llegar a un acuerdo de un Plan de Futuro de Vodafone España y un Plan de Estabilidad de Empleo que incluya salidas voluntarias con la máxima indemnización posible, planes de rentas o prejubilaciones que se mantengan abiertos en el tiempo y a los que pueden acogerse a partir de los 50 años o internalizaciones de los servicios asociados a la actividad principal de la compañía, entre otras cuestiones.

"Con estas medidas sería innecesario aplicar los despidos forzosos que plantea la empresa ya que solo entre voluntariedad y prejubilaciones se resolvería cualquier dimensionamiento de plantilla que pueda plantear la dirección de la empresa", asegura la formación sindical.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios