Viernes, 14.12.2018 - 16:37 h
A través de Soixa

La sicav del presidente de Ebro Foods se une a los March y desembarca en Inditex

La sociedad de la familia Hernández Callejas aflora acciones de la dueña de Zara valoradas en 1,6 millones de euros al cierre del primer semestre.

Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods.
Soixa, la sicav de la familia Hernández Callejas, ha desembarcado en Inditex durante la primera mitad de 2018. / Aecoc

Inditex ha pasado de ser uno de los valores más sólidos del parqué español a vivir un año de vaivenes, por las dudas de grandes firmas de inversión a las opciones de crecimiento de su modelo de negocio. Un baile en bolsa que han aprovechado algunos de los grandes patrimonios españoles. Entre ellos, la familia Hernández Callejas, principal accionista del grupo de alimentación Ebro Foods.

La sociedad de inversión Soixa desvela que apostó por la dueña de Zara a lo largo del primer semestre del año. En concreto, la sicav reconoce en su informe semestral que posee acciones del grupo textil gallego valoradas en más de 1,69 millones de euros, según el informe remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No indica, en cambio, en qué momento concreto hizo esta apuesta, ni al precio al que se adquirieron los títulos.

"Durante el primer semestre, hemos aprovechado la volatilidad generada en el mercado para realizar algunos movimientos en cartera", argumenta la sociedad de cartera de la familia del presidente del grupo de alimentación Ebro Foods, Antonio Hernández Callejas. "Concretamente, se ha visto incrementada la exposición a los sectores de distribución con el aumento en las posiciones de Carrefour, Metro y la incorporación en cartera de Inditex", añade.

En cuanto a las dos empresas de 'súper' e hipermercados, la sicav asume que han sido las dos compañías que peor se comportaron en el semestre, con una caída en el caso de Metro (dueña de Makro) del 36,4% y del 23,1% en Carrefour. Mientras al grupo alemán tiene una exposición valora en 4,7 millones de euros; prácticamente similar a los 4,8 millones de Carrefour. En esta última, su participación un trimestre antes no llegaba a 400.000 euros.

La apuesta por alguno de los gigantes de la distribución no fue suficiente para rentabilizar las inversiones de Soixa, que suma un patrimonio de 351,8 millones de euros. Al cierre del primer semestre de 2018 acumulaba una rentabilidad negativa del 1,88% que contrasta con el crecimiento del 12,3% logrado en el conjunto de 2017.

Las dudas del gigante textil

La sicav de los Hernández Callejas no ha sido la única en apostar por Inditex. Es el mismo movimiento realizado en la primera mitad del año por Torrenova de Inversiones, gestionada por Banca March. En el caso de esta sociedad de inversión, la valoración de la apuesta por la textil es significativamente más alta: 6,6 millones de euros al cierre de junio.

En cambio, Morinvest, la sicav a través de la que canaliza sus inversiones Alicia Koplowitz, ha rebajado la exposición a Inditex, prácticamente, a la mitad, a 3,4 millones de euros.

Que los grandes patrimonios modifiquen su presencia en la multinacional dueña de Pull & Bear y Bershka no sorprende en un ejercicio donde la compañía de Arteixo ha vivido dos traspiés en bolsa coincidiendo con sus presentaciones de resultados. El motivo: las dudas de la banca de inversión al modelo de negocio y a su capacidad de generación de márgenes sobre ventas. En lo que va de año, ha perdido un 7% de su capitalización.

Un recorte bursátil que, en cierta medida, ha sido solventado esta semana, tras desvelar Inditex cómo le ha ido en la primera mitad de su ejercicio fiscal. La firma presidida por Pablo Isla ha dado señales de una desaceleración de su negocio, pero manteniendo los márgenes al alza. Sólo desde el miércoles, cuando rindió cuentas a los inversores, ha remontado más de un 4% y vuelve a acercarse a los 27 euros por acción.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios