Martes, 18.06.2019 - 19:52 h
Acelera la entrega de sus compras online

Las nuevas tiendas de Inditex: cajas de autopago y... ¿empleados con más tareas?

La dueña de Zara instala cajas donde los clientes pagan sus compras sin ayuda de empleados en las nuevas tiendas Massimo Dutti y Oysho.

Imagen del robot de entrega de pedidos de Zara.
Zara comenzó a instalar robots para entregar en sus tiendas pedidos online en su local de Marineda (A Coruña).

Tiendas con robots para entregar pedidos online, espejos en los probadores con pantallas incorporadas donde buscar prendas y, también, cajas donde los clientes pueden pagar sus compras sin necesidad de que les atienda un empleado, que no son muy diferentes a las que existen en casi todas las grandes cadenas de supermercados. Inditex ha acelerado en los últimos meses la transformación de sus tiendas y, en los nuevos locales, ha pisado el acelerador en los avances tecnológicos. La contrapartida, si estos cambios afectarán a las actuales funciones de los empleados de sus tiendas.

El gigante gallego ha ido introduciendo los cambios paso a paso, aprovechando algunas de las renovaciones que ha realizado en los últimos meses para probar su efectividad. Así lo ha hecho en Tokio o en Milán. Y, después, en los nuevos establecimientos con los que está renovando la imagen de sus enseñas. Es lo que acaba de suceder, por ejemplo, en la tienda de Zara en Stratford (Londres).

En ella, además del robot con el que entrega pedidos online (que en septiembre pasado puso en marcha en su tienda del centro comercial coruñés Marineda City) o la posibilidad de comprar online en la tienda, también cuenta con cajas de pago rápido, que identifican los artículos a través de una pantalla, y que permite el pago con móvil o con tarjeta de crédito, lo que le agiliza los tiempos, especialmente, en momentos de alta concentración como las Rebajas.

Una nueva forma de pago que también ha llegado a otras cadenas y que se ha aplicado en su nuevo Massimo Dutti de Zaragoza y, también, en la recién estrenada tienda de Oysho en Barcelona, abierta la semana pasada.

La exigencia del online

Detrás de todos estos cambios: la necesidad de integrar las tiendas físicas con el online. En Zara, Inditex ya está aplicando un nuevo modelo de distribución, que permite llevar los pedidos que los clientes realizan online desde los establecimientos y no sólo desde los centros logísticos, como sucedía hasta ahora. Así, no separa 'stocks' en función del canal.

La derivada, que también aumenta las tareas a las que se tienen que dedicar los empleados, algo que fuentes sindicales asumen que va a ocurrir inevitablemente, porque también se tendrán que encargar de seleccionar y empaquetar los pedidos digitales de sus zonas de influencia lo que, de nuevo, acorta plazos y costes. No creen, en cambio, que pueda suponer un recorte de empleo en los locales.

El propio presidente de la compañía, Pablo Isla, reconoció hace unas semanas, en la última conferencia de resultados con analistas, que este cambio de concepto de los establecimientos de Zara, que luego llegará a otras cadenas, no supondrá mayores costes porque los empleados "sólo necesitan una mesa y una silla" para armar los pedidos.

De esta forma, la plantilla cambia en parte de tareas. ¿Y cuántos empleados tiene Inditex en sus tiendas? La compañía dueña de Bershka y Pull & Bear desglosa la composición de su plantilla, por funciones, en su informe anual y aún no ha publicado el de 2017 (que concluyó el 31 de enero de este año). Los últimos datos anuales corresponden al cierre de 2016. Entonces, 141.420 de sus más de 162.000 empleados, trabajaban en sus más de 7.000 establecimientos.

Para lograr esta transformación, la compañía gallega también ha tenido que cambiar el paso en cuanto al modelo de tienda. Ha ido cerrando establecimientos pequeños para abrir grandes, con el objetivo de tener más espacio de venta y, también, mayor capacidad logística. Es lo que sucede en el centro de Nuevos Ministerios en Madrid, considerado el Zara más grande del mundo, que tiene la misma superficie comercial que de almacén.

Y, como casi todos los grupos de distribución, Amazon y la capacidad logística del gigante estadounidense es una de las amenazas que le sobrevuelan. En cuanto a sus objetivos, Inditex asegura que en un futuro próximo el 'Next Day' (el día siguiente a una compra online) será el estándar de entrega de las compras en la red y el 'Same Day' (el mismo día) en todas las áreas metropolitanas. Ahora ofrece este último en grandes ciudades, como Madrid, Londres, París, Estambul, Taipei, Shanghai y Sidney.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios