Lunes, 22.07.2019 - 23:18 h
Todas las empresas han sido sancionadas

Las 'redadas' en el mercado mayorista eléctrico sólo salvan a la portuguesa EDP

La compañía que controlan los grupos chinos China Three Gorges y CNIC es una excepción en un mercado bajo continua sospecha.

La CNMC persigue las manipulaciones en el mercado mayorista. EFE
La CNMC persigue las manipulaciones en el mercado mayorista. / EFE

El cerco de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) a las prácticas irregulares en la producción electricidad que alteran los precios en el mercado mayorista eléctrico, ha colocado en la picota a todas las grandes empresas. Con una excepción: EDP -la antigua Hidrocantábrico-, cuyos primeros accionistas son los gigantes chinos estatales China Three Gorges y CNIC. Co. EDP, como el resto de comercializadoras, ha sido sancionada por presuntas irregularidades en la actividad de comercialización. Pero su historial en el 'pool' eléctrico está limpio. Así lo confirman fuentes de la CNMC y la propia empresa.

No pueden decir lo mismo el resto de los grandes grupos. Endesa, Iberdrola, Gas Natural y Viesgo han recibido fuertes multas por manipular, supuestamente, el juego de oferta y demanda en el mercado mayorista para obtener más beneficios. La última sanción ha sido para Endesa (5,8 millones) y Naturgy (19,5), la antigua Gas Natural Fenosa. Ambas, según el relato de Competencia, ofrecieron más caras diez de sus centrales de ciclo combinado (ocho Naturgy y dos Endesa) en las ofertas de ajuste en el mercado secundario que define hasta el 8% del precio de la luz y al que se acude cuando oferta y demanda no casan en el mercado diario.

Pero antes que Endesa y Naturgy, hubo sanción para Viesgo, la cuarta eléctrica del país y aún antes para Iberdrola . La multa a Viesgo se anunció en junio del pasado año. La CNMC impuso a la compañía la máxima sanción prevista: seis millones de euros. Lo hizo al considerar  probado que la cuarta eléctrica del país ofertó energía de la central térmica de Los Barrios (Cádiz) a unos precios con valores anormales o desproporcionados en las subastas diarias de energía que se produjeron durante diez meses, entre enero y octubre de 2014. “Viesgo -explica la compañía- siempre respeta las normas del mercado y, por tanto, se ha recurrido la sanción, al no estar de acuerdo con la decisión de la CNMC.”

Precios altos asegurados

Al autoexcluirse de las subastas para casar precios, Viesgo se aseguraba un precio mayor. ¿Por qué? Porque la central de Los Barrios es una de las cinco que abastecen al área Campo de Gibraltar y esa zona requiere de forma casi permanente recurrir a la producción de su central para garantizar el suministro. Precios altos asegurados. Es el mismo "truco" que, supuestamente, utilizó Iberdrola con las centrales hidroeléctricas en el año 2013 que le valió una multa -recurrida- de 25 millones de euros. El caso, denunciado por la vía penal, está en manos de la Fiscalía Anticorrupción.

Las investigaciones y sanciones se repiten. Los protagonistas son los mismos y los hechos también. Sólo los portugueses de EDP están al margen. Al menos de momento. En 2001, el entonces secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos (hoy vicepresidente en el BCE), ya dio traslado al Tribunal de Defensa de la Competencia un supuesto pacto entre las eléctricas Endesa, Fenosa e Iberdrola para elevar los precios en el mercado mayorista. Según la denuncia del Servicio de Defensa de la Competencia de entonces, las tres empresas ofertaron electricidad a precios "excepcionalmente elevados" los días 19, 20 y 21 del mes de noviembre.

La denuncia no tuvo mucho efecto. Unos años después, en 2005, con el sector empresarial eléctrico en ebullición, Endesa levantó el dedo para apuntar a sus rivales por alterar el mercado. Según sus cuentas, en el periodo enero-septiembre de 2004, Iberdrola, Gas Natural, Unión Fenosa y Viesgo se repartieron 242 millones de euros de sobrecostes. El artificio que utilizaron, según la empresa denunciante: ofertas de precios muy elevados para favorecer la generación de electricidad en centrales ubicadas estratégicamente. Lo de siempre.

Un guión para el cambio

La sucesión de incidentes, sospechas, multas y recursos prueba que el mercado, tal y como está diseñado, no funciona. El Gobierno de Pedro Sánchez, y en concreto la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, tienen planes para modificarlo. Ribera preparó a finales de 2018 un guión para abordar los cambios necesarios. Su armazón era y es el trabajo de los expertos consultados por el PSOE sobre el 'pool' eléctrico.

Entre esas conclusiones destaca la que señala cómo "los precios de este mercado (tal y como está ahora diseñado) no revelan adecuadamente los costes". En otras palabras, hay tecnologías que cobran por encima de lo que deberían. Con el sistema actual, según los especialistas que han trabajado para Ribera, el parque histórico de generación (nucleares e hidroeléctricas), ha sido sobreretribuido con entre 1.000 y 3.000 millones de euros anuales.

La necesidad de reformar el mercado no crece únicamente por la sucesión de incidentes. Las empresas con gran consumo eléctrico empujan porque los precios que determina el mercado son muy altos. El barómetro que elabora la asociación de grandes empresas consumidoras de electricidad (AEGE) recoge que el precio medio del mercado diario en el mes de abril fue de 50,1 euros MWh, un 17,5% superior al precio medio de abril de 2018. La cotización de los futuros de electricidad para 2020 a 29 de abril fue de 55,75 euros MWh, un 12,1% superior a la cotización del mercado alemán.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios