Jueves, 20.09.2018 - 01:08 h
Pese a elevar sustancialmente lo que abonan

Amazon, Google, Apple... Los gigantes 'tech' solo pagan al Fisco 26,8 millones

Las filiales de las cuatro grandes (Facebook, Google, Apple, Amazon) triplicaron los pagos al fisco durante el último ejercicio.

Impuestos de las grandes tecnologicas
 

Son los cuatro grandes del sector tecnológico y están bajo la lupa de medio mundo, sobre todo en Europa, por cómo pagan sus impuestos en los países donde operan. En España, Facebook, Google, Apple y Amazon han elevado sustancialmente su factura con Hacienda durante el pasado ejercicio. Prácticamente, la han triplicado. Pese a ello, apenas abonaron 26,8 millones de euros en su último ejercicio fiscal -frente a los 9,98 millones de euros que pagaron en 2015-, según las cuentas que sus filiales han remitido al Registro Mercantil.

Son gigantes porque, entre las cuatro, sumaron un beneficio a nivel global superior a los 77.000 millones de dólares (más de 66.000 millones de euros) durante el ejercicio 2016. Sin embargo, en España su resultado fue significativamente más reducido: 20,5 millones de euros.

Saber cuál es el negocio estricto de sus filiales no es sencillo, en gran medida porque la estructura corporativa hace que estas divisiones no facturen directamente por su actividad local. Es la operativa generalizada de las grandes tecnológicas: los ingresos se canalizan a una sociedad, normalmente localizada en Irlanda, que, a su vez, paga una comisión a las filiales por servicios prestados.

Provisión de Apple

El caso más significativo, que inclina la balanza fiscal en España durante el último año, es Apple. Pagó más de 16,7 millones de euros entre las dos sociedades con las que opera en España. El gigante de la manzana divide el negocio de la filial entre Apple Marketing Iberia y Apple Retail Spain. La primera se dedica a "actuar como soporte de ventas y proveedor de servicios de marketing (...) e investigación y desarrollo a empresas relacionadas", es decir, a otras sociedades del grupo californiano. Con ella pagó a Hacienda más de 5,4 millones, tras ganar 10,3 durante el ejercicio, que cierra a 30 de septiembre.

La segunda sociedad es la que ampara las tiendas, Apple Retail Spain. Con esta explota el negocio minorista y las ventas al por menor, así como el arrendamiento de sus locales. Esta segunda sociedad de Apple disparó un 10% sus ingresos durante el ejercicio (superó los 337 millones) y, sin embargo, dejó el terreno del beneficio para cerrar en pérdidas. Tuvo 7,2 millones de números rojos. ¿Por qué? Por sus impuestos.

"La sociedad ha reconocido una provisión por impuestos de 9,1 millones de euros (incluye intereses de 1,3 millones) por los posibles pasivos fiscales que los administradores estiman que se podrán derivar de la inspección fiscal en curso", indica en la memoria de 2016, en referencia tanto al Impuesto de Sociedades como al IVA de los ejercicios comprendidos entre 2009 y 2012.

En ese mismo informe, apunta que "en base a la mejor estimación de los administradores y de sus asesores fiscales sobre la resolución de la inspección fiscal en curso, se ha dado de baja el activo por impuesto diferido referente a las pérdidas fiscales de los años en inspección por importe de 4,3 millones". Hay que recordar que, en agosto de 2016, la Comisión Europea multó a Apple con 13.000 millones de euros por ventajas fiscales recibidas en Irlanda, al considerarlas ayudas públicas ilegales.

Negocio, en Irlanda

Por detrás de Apple, la que más ha aumentado su factura con el Fisco español ha sido Google. La filial en España del buscador disparó el pasado año su beneficio, de 5,3 a 19 millones de euros. También, su Impuesto de Sociedades, de 2,2 a 6,4 millones.

Google recurre ante el TUE la multa de 2.420 millones impuesta por Bruselas
Buscador Google.

La filial de Google no da detalles sobre la evolución de su negocio en España pero indica que se dedica a "la prestación de servicios de marketing e investigación y desarrollo relacionados con la actividad del grupo". En este sentido, apunta que "el importe facturado a la matriz en concepto de investigación y desarrollo ascendió en 2016 a 2,3 millones". Y, de nuevo, aparece Irlanda. La filial explica que, durante el último ejercicio, adquirió a compañías del grupo, principalmente Google Ireland, elementos de inmovilizado material por importe de 2,1 millones y que, al cierre del año, tenía cuentas a cobrar de Google Ireland por importe de 5 millones.

El caso de Amazon es diferente. El gigante del comercio online estructura su actividad en España a través de cuatro filiales. Spain Services (que presta servicios a otras divisiones), Spain Fullfilment (logística), Web Services y Online Spain (dedicada a suministro de servicios de publicidad online). Entre las cuatro pagaron 2,8 millones en impuestos tras sumar números rojos por valor de 1,6 millones.

Detrás están las pérdidas de 3 millones de Spain Services. La filial explica que "en junio de 2016 finalizaron las inspecciones abiertas sobre los ejercicios 2010 (Impuesto de Sociedades) y 2011 (Impuesto de Sociedades e IVA), firmando la sociedad las actas fiscales en acuerdo y en conformidad". Como resultado de dichas actas fiscales, realizó un pago de 2,2 millones de euros.

No es la única que cerró ejercicio en números rojos. Facebook España disparó un 50% sus pérdidas en España (486.916 euros). Y, de nuevo, entra en juego Irlanda. En 2016, ingresó de Facebook Ireland Limited casi 7,89 millones de euros y pagó a Hacienda algo más de 182.000 euros. En su caso, todos sus ingresos llegan de la isla a la que da "soporte y servicios de marketing".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios