Jueves, 20.06.2019 - 05:35 h
Eleva un 7,9% su cifra de negocio

Leroy Merlin 'amuebla' sus ventas antes de integrar AKI... pero reduce el beneficio

La cadena de bricolaje y decoración ingresa más de 1.829 millones en el último ejercicio, en el que recortó su beneficio casi un 4%, a 77 millones.

Imagen de una tienda de Leroy Merlin
Leroy Merlin, inmersa en su fusión con AKI, cuenta con 72 tiendas en España. / EP

Leroy Merlin está cambiando de piel en España. La cadena de bricolaje y decoración acaba de anunciar su fusión con AKI (ambas forman parte del grupo francés Adeo) y de modificar su estrategia con la apertura inminente de su primer local en un centro urbano, en Madrid. Y, en ese cambio de rumbo, acaba de cerrar un año agridulce.

La filial de la multinacional francesa concluyó 2017 disparando su volumen de ingresos un 7,9%, hasta 1.829,9 millones de euros. Sin embargo, su rentabilidad se resintió, porque recortó su beneficio casi un 4%, a 77,6 millones, según figura en su último informe anual. Un 'traspiés' que la compañía justifica por no haberse apuntado, como el año anterior, un beneficio fiscal por reinvertir en las Islas Canarias. En concreto, por las dos aperturas que tiene en cartera: un nuevo local en Tenerife Sur y un cambio de ubicación en La Laguna.

Reduce el beneficio pero éste se queda en España, porque lo ha destinado a reservas. Una estrategia que contrasta con otro gigante de la distribución controlado por la misma familia, el clan Mulliez. Se trata de Alcampo que, hace un año repatrió a Francia el beneficio del grupo de hipermercados.

Leroy Merlin no adelanta en su informe cómo va a ser su fusión con AKI, con la que todavía no ha decidido si habrá una unión de marcas o si cada una seguirá operando por separado. Por el momento, la compañía ya está integrando los equipos. También cuenta con tres establecimientos en los que está operando con ambas enseñas, que mantiene abiertos desde esta primavera (en Talavera, Colmenar Viejo y Figueres). Después del verano decidirá sobre el futuro de ambas marcas.

Tampoco da más detalles sobre cuáles son sus planes de crecimiento con tiendas urbanas, con las que abandona su estrategia de posicionarse en las afueras. El primer paso lo dará la próxima semana en Madrid, con la apertura en pleno corazón financiero, junto a Nuevos Ministerios. El segundo está previsto en Barcelona, cerca de Plaza de Cataluña.

Sí desvela cuánto paga por sus alquileres. De sus 72 establecimientos sólo cinco son en propiedad. Para el resto, tiene comprometidos a futuro el pago de 270 millones de euros (un 5,9% más que en 2016).

Inspección de Hacienda

La cadena de bricolaje recibió el pasado la 'visita' de los inspectores de la Agencia Tributaria. El 7 de marzo, según señala, pusieron bajo la lupa sus impuestos de sociedades de los ejercicios 2012, 2013 y 2014 y, para esos dos último ejercicios, también el IVA y las retenciones de los rendimientos del trabajo. La inspección se cerró casi un año después, el 12 de marzo de este 2018, con la firma de "actas de conformidad".

Aunque la compañía no desvela en sus cuentas el importe de esas actas, sí que reconoce que contaba con una provisión de 568.000 euros por impuesto de sociedades "consecuencia de la inspección de los ejercicios 2012 a 2014".

En cuanto a cómo ha evolucionado su plantilla, Leroy Merlin contrató a 677 personas durante el último año, dado que alcanzó los 10.655 empleados. Y más de la mitad son mujeres: 5.545 personas. Un perfil femenino que en su mayoría está en tienda, porque 4.616 empleadas tienen la categoría de 'personal profesional'. En cambio, como mandos intermedios, la compañía de distribución tiene 635 mujeres y 1.033 hombres y, en la alta dirección sólo hay 16 cargos ocupados por mujeres frente a 121 directivos.

Ahora en Portada 

Comentarios