Jueves, 13.12.2018 - 01:12 h
Su marca blanca 'Esmara', imparable

Lidl bate récords con las ventas de ropa 'low cost' y desafía a Carrefour e Hipercor

La multinacional alemana apuesta por consolidarse en España y liderar el negocio textil barato y de supermercado, que ya es el 10% de su facturación

La alemana Heidi Klum, durante la campaña de promoción de Lidl.
La alemana Heidi Klum, durante la campaña de promoción de Lidl.

Con un crecimiento imparable en el último año, la venta de ropa 'low cost' de la cadena alemana de supermercados Lidl ya supone su segundo negocio por volumen de facturación en nuestro país. La firma ha conseguido comercializar más de seis millones de prendas, principalmente vestimenta de mujer, en los últimos doce meses, lo que supone una auténtica cifra récord en su historia. Gran parte de la oferta de productos textiles de Lidl se centra en las féminas, aunque también destacan determinadas líneas para toda la familia y equipamiento para la práctica del deporte, orientado a ambos sexos.

Desde la compañía han informado que más del 56% de las españolas que adquieren prendas en cadenas o marcas especializadas también la buscan y lo hacen en el supermercado (compran allí una media de seis prendas al año). En total, 5 millones de mujeres ya ha adquirido artículos de moda en alguna de las tiendas de Lidl. De esa cifra, casi 3,2 millones lo han hecho al menos una vez a lo largo de todo este año.

"Debido a nuestros precios competitivos, uno de cada dos compradores prefiere adquirir dos prendas más económicas a una sola de una marca concreta", indican portavoces de la cadena de distribución alimentaria. Por eso, los clientes habituales de Lidl ya no se sorprenden al ver cómo en la sección de bazar o las denominadas 'non-food' de las sucursales, los productos textiles son reemplazados de manera periódica, ofreciendo novedades constantemente.

En este boom de ventas todo el protagonismo se lo lleva Esmara, la marca blanca de ropa de Lidl. En 2016 llegaron a venderse en todas las sucursales del supermercado más de 6,6 millones de prendas y accesorios con esta etiqueta. "Esta línea, no siendo nuestro core business, supone ya más del 10% del negocio de bazar en Lidl. Eso sí, aseguran que su modelo está basado en un surtido fijo en alimentación, droguería y cosmética compuesto por más de 1.900 referencias.

"Puntualmente, a lo largo del año, lanzamos más de 5.000 referencias distintas de nuestra sección de bazar, que incluyen desde colecciones de moda para toda la familia a equipamiento para la práctica del deporte, decoración y pequeño electrodoméstico, entre otros. Este surtido puntual no fijo pretende ofrecer una experiencia de compra enriquecedora y de valor añadido a nuestros clientes", comentan portavoces de la multinacional.

De este modo, una de las premisas fundamentales en la estrategia comercial que ha trazado la empresa para el próximo año es el "concepto multimarca sin complejos" que mantiene la firma. Los especialistas que asesoran a Lidl para potenciar sus líneas de ropa aseguran que las mujeres actuales mezclan estilos de marcas reconocidas y caras con otras prendas baratas. Debido a esta tendencia, el objetivo es reforzar la apuesta comercial para 2018.

Teniendo en cuenta las mencionadas cifras,  Esmara ya amenaza (por volumen de venta y facturación), a las marcas de ropa de supermercado más consolidadas de nuestro país. El negocio textil de supermercado, por ahora, continúa liderado por Tex (Carrefour), en primer lugar. Después aparecen otros importantes jugadores como 'In extenso' (Alcampo) y 'Uni', la marca de ropa de Hipercor, el supermercado de El Corte Inglés. Pero a todos ellos les ha salido un serio competir emergente. Lidl es la que más crece en España en términos porcentuales y acumula tres años consecutivos de subidas en las ventas de este segmento (a un ritmo del 4,3% anual).

Heidi Klum, el rostro de Lidl

La multinacional alemana busca potenciar sus ventas de ropa y para ello, acaba de volver a fichar a la modelo alemana, una de las mujeres más bellas y admiradas de Alemania. Lidl y Heidi Klum presentaron una colección de ropa en la pasada New York Fashion Week y ahora repiten su alianza de cara a las Navidades.

Con esta 'sociedad', la marca consigue posicionarse en el mercado internacional y atraer a un público con mayor poder adquisitivo e influencia. El objetivo es que los clientes puedan adquirir productos textiles sin hacer un enorme desembolso para ello. Un reciente estudio de la consultora Kantar Worldpanel  afirma que un 48,5% de españolas -9,5 millones de mujeres- confiesa comprar moda en los supermercados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios