Martes, 20.02.2018 - 18:05 h
Opera desde 2011 con su filial

Linkedin España declara por primera vez pérdidas el año de la venta a Microsoft

La filial de la red social profesional dispara sus gastos de personal tras incrementar un 75% su plantilla hasta alcanzar los 28 empleados.

Linkedin
Se cumple un año de la compra de Linkedin por Microsoft. / La Información

Números rojos por primera vez en su (corta) historia en España. La filial española de la red social profesional Linkedin cerró con pérdidas el año 2016, en el que se cerró su venta a Microsoft por 26.000 millones de dólares. La sociedad, que opera aquí desde 2011, disparó sus gastos de personal tras incrementar un 75% su plantilla local. Pese a haber pagado apenas 200.000 euros de impuestos en estos años, la compañía se salva aún de las garras de la Agencia Tributaria.

Logró casi duplicar los ingresos hasta los 6,2 millones de euros durante el ejercicio, frente a los 3,2 millones de un año antes. Este volumen de negocio no tiene nada que ver con el real pues sólo representan las comisiones imputadas a su matriz irlandesa, que es la que cobra por los diferentes servicios (publicidad digital, soluciones de reclutamiento para empresas y suscripciones premium).

Pese a esas buenas cifras en la actividad -más comisiones implica un mayor volumen de negocio ‘real’-, la compañía no pudo evitar las pérdidas. En total, 230.000 euros, que contrastan con los beneficios que ha ido acumulando durante su historia en España.

Gasto de personal, disparado

La razón fundamental de estos números rojos hay que encontrarla en el apartado de personal. La filial española ha incrementado un 75% su plantilla hasta colocarla en los 28 empleados de media, según la memoria. Como consecuencia, el gasto en nóminas (y también en pagos en acciones) se incrementó casi un 60% hasta los 1,6 millones de euros.

El dato más llamativo se encuentra en el capítulo de ‘Otros gastos sociales’. En este epígrafe se suelen incluir prestaciones como seguros médicos, becas o diferentes subvenciones. En un año ha pasado de 682.000 a 1,7 millones de euros. ¿La razón? No hay explicación alguna, aunque todo apunta a que tiene relación con la venta a Microsoft y la incorporación de algún tipo de beneficio ya existente en la compradora.

Estructura fiscal muy similar a Google

La estructura fiscal de la que se vale Linkedin es muy similar a la de otras multinacionales del sector como su nueva dueña, Microsoft, o Google. La filial española actúa como comisionista de una matriz irlandesa, que controla la propiedad intelectual de sus servicios -principalmente publicitarios y de reclutamiento profesional cobrados a empresas- que son facturados allí.

Por tanto, Linkedin Spain SL suscribió con la irlandesa un contrato de prestación de servicios en el arranque de su actividad en 2011. Hoy por hoy sigue vigente. La filial cobra una comisión “por el apoyo a ventas y marketing que se calcula como costes imputables más de un 5%”.

Con esa estructura, la compañía ha mantenido muy reducido el gasto en Impuesto de Sociedades. En concreto, en siete años ha abonado apenas 208.000 euros. Pese a todo, se mantiene aún ‘inmune’ ante Hacienda. No ha llevado a cabo ninguna inspección en este tiempo, al menos que quede reflejada en su memoria anual.

¿Fue una buena compra?

Más allá de los resultados en España, ahora se cumple justo un año desde que Microsoft sacara la chequera para hacerse con Linkedin en una de las mayores operaciones corporativas de los últimos años. Pagó por ella 26.000 millones de dólares. En este tiempo no ha intervenido en exceso en el día a día. La marca se ha mantenido independiente y las cifras de negocio logradas bajo su paraguas no son desdeñables. Entre junio y diciembre de 2017 sumó 2.460 millones de dólares de negocio.

Queda por ver la evolución. Según explicaron los directivos en la presentación de resultados a nivel global, ha acumulado cinco trimestres consecutivos con crecimientos superiores al 20%. “Es un activo más estratégico de lo que pensamos”, concluía ante analistas la pasada semana la responsable financiera de la empresa, Amy Hood.

Temas relacionados
Comentarios