Jueves, 25.04.2019 - 14:46 h
Cuota a pagar de 80.900 euros de Sociedades

Linkedin se suma a Twitter y declara su primer recorte de ingresos en España

La red social profesional, adquirida por Microsoft en 2016, reduce ventas un 2,5% en su filial, aunque regresa a beneficio por el recorte de gastos.

Jeff Weiner, CEO de Linkedin. / JD Lasica
Linkedin, cuyo CEO es Jeff Weiner, sufre la primera caída en españa. / JD Lasica

Mal año para las algunas de las principales redes sociales en España. Después de que Twitter declarara su primera caída en ingresos en la filial del país, ahora es Linkedin la que hace lo propio. La plataforma de contactos profesionales cerró el ejercicio con 6 millones de euros, un 2% menos que el año anterior. La filial, que sólo registra ventas por servicios de marketing a su matriz irlandesa, regresó a beneficios por el recorte de gastos y la reducción del pago en acciones a sus empleados.

Linkedin España se fundó en el año 2011. Desde ahí los ingresos no han dejado de subir. Hasta 2017. Un ejercicio antes registró una importante subida hasta los 6,25 millones de euros. Doce meses después apenas superó la barrera de los 6 millones.

Estos no son los ingresos totales de Linkedin, que cobra tanto por publicidad digital como por soluciones de reclutamiento para empresas y suscripciones 'premium'. Esto es cobrado por la matriz irlandesa -Linkedin Ireland-, que paga una comisión por la venta y la promoción a la filial española. Según refleja en su memoria, esta comisión se calcula "añadiendo un 5% al coste de los servicios de soporte de ventas". Es por ello que la totalidad de su cifra de negocio deriva de este acuerdo comercial.

Esta estructura fiscal es la misma que mantienen otras compañías de su propio sector como Twitter o Facebook. Es una forma de trasladar las ventas directas a la matriz irlandesa y reducir así el negocio declarado en cuentas en la española, recortando también la factura fiscal. Al igual que las otras dos, por ahora la Agencia Tributaria no ha puesto sus ojos en esta estructura fiscal y no ha recibido ninguna inspección fiscal -al menos de la que haya dado cuenta en su memoria anual-. En 2017, tampoco.

¿Cuánto pagó de impuestos? Contablemente, en su cuenta de resultados aparece un impuesto de beneficios de 127.200 euros. La realidad es que después de conciliar ese resultado contable con la base imponible fiscal, la cuota a pagar de Impuesto de Sociedades era a cierre de ejercicio de 80.900 euros.

Regresa a beneficios

Después de declarar sus primeras pérdidas en España en 2016, la filial ha regresado a beneficios. Sus ganancias netas contables, tras impuestos, se quedaron en los 267.000 euros. ¿Las claves? Un recorte en los gastos de personal (la plantilla pasó de 28 a 25 empleados) y de otros operativos, entre ellos el alquiler de su oficina en pleno Paseo de la Castellana. Tras la renegociación ha logrado recortar de manera significativa la cuota el precio: de 334.000 a 228.600 euros.

Los pagos en acciones han pasado de algo más de 320.000 a 226.000 euros en un año. El ajuste que se hizo en el valor de las acciones en 2016, después de la adquisición por parte del gigante Microsoft en ese mismo ejercicio.

Hay otra clave: las diferencias positivas de cambio de moneda durante el ejercicio. En 2017, las transacciones llevadas a cabo en moneda extranjera ascendió a 5,9 millones de euros, que generó unas diferencias positivas de 172.000 euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios