Sábado, 15.12.2018 - 22:28 h
Con un coste una cuarta parte menor de la media

Llegan las 'rehabilitaciones exprés' como respuesta a casos de pobreza energética

La Fundación Naturgy activa el Fondo Solidario de Rehabilitación con 76 soluciones de bajo precio para adecuar hogares ineficientes.

Fotografía de pobreza energética
Llegan las rehabilitaciones exprés como solución al frío y a la pobreza energética. / EFE

Las bajas temperaturas acaban de irrumpir en España y con ello el aumento de la factura por el gasto de la calefacción. Un pago que, sin embargo, no todos los hogares se pueden permitir. En España casi 7 millones de personas sufren condiciones asociadas a la pobreza energética, es decir, no pueden mantener su vivienda a una temperatura adecuada o tienen retrasos en el pago de los recibos, según el Estudio de Pobreza energética en España 2018 que publicó la Asociación de Ciencias Ambientales.

Para combatir esta situación, la Fundación Naturgy ha activado el Fondo Solidario de Rehabilitación Energética, con el objetivo de financiar las mejoras en las viviendas de colectivos vulnerables. La iniciativa parte de un estudio que publicó la misma Fundación y que plantea 76 soluciones de bajo coste para que los hogares sean más eficientes energéticamente.

No en vano, más de la mitad de los edificios en España tienen deficientes condiciones de eficiencia energética, por lo que la rehabilitación integral de todos ellos es difícil en un período inmediato. Por ello, desde la Fundación Naturgy apuestan por una rehabilitación exprés, “una solución apropiada para luchar contra la vulnerabilidad energética a corto y medio plazo” y, según puntaliza el presidente de dicha fundación, Martí Solá, "confiamos en poder ayudar a los colectivos más vulnerables y mantener activa nuestra línea de acción para luchar contra la pobreza energética".

Esta rehabilitación exprés tendría un coste de entre 5.000 y 7.000 euros, frente a los 20.000-35.000 euros que supondría la restauración completa. Además, según calculan, tendría un aumento del 22% de los días de bienestar al año sin consumir energía extra. “Son soluciones de aplicación sencilla cuyos resultados se detectan de manera inmediata desde su instalación”, asegura Margarita de Luxán, directora del estudio.

Entre los beneficios que supondría esta intervención exprés está la desaparición de las temperaturas inferiores a 10ºC en el interior de la vivienda. Y este aumento térmico puede reducir entre 300 y 650 euros al año, en función de las medidas adoptadas, según calculan desde la Fundación. La Fundación Naturgy plantea un fondo solidario para financiar estas actuaciones. Junto con las aportaciones la fundación, donante principal, el fondo está abierto a la contribución ciudadana de manera que cada persona pueda aportar de forma voluntaria hasta 10.000 euros y, “por cada euro que dones, la Fundación hará la misma aportación económica”.

Naturgy quiere involucrar a cuantos más actores mejor y para ello los donantes también cuentan con el incentivo de desgravación fiscal. “La Fundación emitirá un certificado acreditativo de las aportaciones realizadas por cada donante”, explican. Los beneficiaros de este fondo serán aquellos hogares vulnerables con vinculación con el Tercer Sector, especialmente con aquellas organizaciones no lucrativas con las que la Fundación Naturgy tiene acuerdos. Entre estas entidades se encuentran Cruz Roja y Cáritas, encargadas de detectar aquellas familias en situación de vulnerabilidad.

Aunque en un principio el proyecto se va a llevar a cabo en Galicia, Madrid y Cataluña, se prevé que posteriormente se extienda a otras comunidades. El porcentaje de viviendas en situación “mala” o “deficiente” es similar entre Madrid y Sevilla, un 8% y 9%, respectivamente; en Barcelona se sitúa en el 14% y en A Coruña asciende hasta el 26%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios