Viernes, 06.12.2019 - 17:27 h
En las etapas de Calderón y Peña Nieto

López Obrador carga contra Repsol y OHL por 'favoritismo' en gobiernos anteriores

El mandatario aseguró que la economía va "muy bien" aunque el PIB del país avanzara un débil 0,1% en el tercer trimestre del año.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, participa en su conferencia de prensa matutina, en Palacio Nacional. /EFE
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, participa en su conferencia de prensa matutina, en Palacio Nacional. /EFE

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, denunció este viernes favoritismo en el pasado en la concesión de contratos y puso como ejemplo a las compañías españolas Repsol y OHL, a las que acusó de lucrarse en anteriores gobiernos.

En la conferencia matutina en el Palacio Nacional, el mandatario aseguró que durante el mandato de Felipe Calderón (2006-2012) la "empresa favorita era Repsol de España". Dijo que era "importante recordar esto" y aseguró que hace años firmó un contrato para explotar gas en la Cuenca de Burgos que no fue fructífero.

"No hubo producción de gas y cobraron muchísimo dinero. Fue un buen negocio para Repsol y un mal negocio para la nación", indicó. Aunque no es la primera vez que acusa a Repsol de ser beneficiada en gobierno anteriores, este 1 de noviembre el mandatario del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) abundó sobre el tema.

Y aseguró que, por ejemplo, la empresa firmó un contrato para traer "gas del Perú" por unos 20.000 millones de dólares, y también se lucró con la venta de acciones de Pemex a Repsol. "Todo era Repsol", subrayó.

Además, dijo que en la pasada administración de Enrique Peña Nieto (2012-2018) ese supuesto favoritismo recayó en otra empresa de capital español, la constructora OHL. En el mandato de Peña Nieto, OHL se vio envuelta en un escándalo de corrupción por supuestos sobornos que dañó su imagen.

Pero "esto ya no sucede, ya no hay empresas favoritas y sí hay cambios. Y esto lleva tiempo, es un proceso de reacomodo", indicó el presidente, quien aseguró que en su mandato ya no hay "sobornos" y por ello hay "quienes están desconcertados".

"Hay mucha confianza en México y en el Gobierno, entre otras cosas porque saben que ya no hay corrupción. (...) Saben los inversionistas que ya no hay empresas favoritas", concluyó.

López Obrador aseguró este viernes que la economía va "muy bien" aunque el producto interior bruto (PIB) del país avanzara un débil 0,1% en el tercer trimestre del año frente al trimestre anterior.

México salvó un trimestre más por la mínima la recesión, pues de manera preliminar se dio a conocer este 30 de octubre que el PIB había crecido trimestre contra trimestre un 0,1%, mientras que el segundo trimestre el crecimiento fue nulo, del 0%

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING