Tras la junta

Los accionistas dan un voto de castigo a los planes de retribución en Másmóvil

Saca adelante todos los asuntos, aunque con un rechazo de entre el 23% y el 30% al nuevo bonus para la cúpula y parte de la plantilla y a la política de remuneraciones.

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger. EUROPA PRESS El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger. EUROPA PRESS El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger. EUROPA PRESS El consejero delegado de MásMovil
El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger.
Europa Press

Másmóvil recibe un voto de castigo de sus accionistas durante la junta general de este año 2020 por la política de remuneraciones de su consejo y de la cúpula directiva. Los puntos relacionados con el nuevo bonus que premiará la revalorización de las acciones y el informe anual de retribuciones han recibido un rechazo que va desde el 23% al 30%, cuando el resto de asuntos han tenido una aprobación mucho más amplia.

Uno de los puntos críticos de la junta era el nuevo plan de incentivos a largo plazo para la cúpula, liderada por el consejero delegado, Meinrad Spenger, y parte del equipo del cuarto operador. Este llegaba después de los dos anteriores que sumarán, previsiblemente, unos pagos cercanos a los 200 millones de euros. El 30% de los accionistas presentes en la junta general celebrada este miércoles votaron en contra (y el 23% lo hicieron para la introducción de este bonus en la política de remuneraciones para este año 2020).

Este plan iba acompañado de otros puntos vinculados con los pagos al consejo de administración que también han tenido un rechazo significativo entre los accionistas. En concreto, el 28% ha dicho 'no' a la nueva política de remuneraciones de los consejeros para los ejercicios comprendidos entre 2021 y 2023. Es el porcentaje similar de negativas para la consulta sobre el informe anual de remuneraciones.

Hay que recordar que el resto de asuntos tuvieron un respaldo del 99% de los accionistas presentes en la junta. Hay dos excepciones: la delegación en el consejo de la facultad para completar ampliaciones de capital, que fue rechazada por el 16%, y las reelecciones de consejeros independientes como la de John Carl Hahn, representante del fondo de inversión estadounidense Providence (uno de los oferentes de la opa). Este último ha recibido un rechazo de más del 11%.

El nuevo plan de incentivos premiará a 111 empleados y directivos. Pero despunta uno: Meinrad Spenger. Este recibirá 2,85 millones de acciones, de los 8,5 millones totales. El pago será en metálico y se basará en la revalorización de la acción entre septiembre de 2020 y febrero de 2024. Durante la junta general, el presidente del consejo, Eduardo Díez-Hochleitner, lo defendió asegurando que cumple con los objetivos de desarrollar una política retributiva que mantenga un equilibrio entre "motivación, creación de valor y alineación de los intereses con los de los accionistas".

Este bonus ha sido aprobado pero queda a expensas del resultado de la opa lanzada en junio por Providence, KKR y Cinven para hacerse con el 100% de las acciones del operador. Ninguno de ellos se opuso a su luz verde, pero sí que advirtieron en su anuncio oficial a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que su intención es excluir de la cotización a Másmóvil en caso de que se acepte su opa por una mayoría de los accionistas. Esta decisión obligaría a una negociación de un "plan de incentivos con directivos y empleados alternativo en los términos habituales de compañías privadas".

Ya en el año 2018, la compañía repartió más de 50 millones de euros después de la consecución del primer bonus destacado de la compañía, tras un 'rally' en bolsa. Un año antes se dio luz verde a un segundo plan que será cobrado el próximo mes de septiembre y cuya cuantía rondará los 140 millones de euros.

Mostrar comentarios