Lunes, 24.09.2018 - 23:55 h
Sedigas advierte de consecuencias en la inversión

Los recortes de Nadal golpean los planes de las empresas para gasificar las islas

Redexis (Goldman Sachs) y Gas Natural Fenosa intentan extender el negocio de la distribución en Baleares y en Canarias

Trabajos de Redexis para extender la red de gas.
Trabajos de Redexis para extender la red de gas. / EP

Los planes del Ministerio de Energía para recortar la retribución de las redes de distribución, tanto de gas como de electricidad, agitan como olas los planes de las empresas. Entre esos planes figuran los polémicos planes de compañías como Redexis, propiedad de Goldman Sachs, o de Gas Natural Fenosa para extender el negocio del gas a las Islas Canarias y a Baleares. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), en la que se apoya ahora el Ministerio de Energía para justificar los recortes,  cuestionó la viabilidad económica de las nuevas infraestructuras en Canarias.

La patronal gasista, Sedigas, ha sido clara al valorar los planes de Nadal. Su suena la tijera, se reducirán las inversiones. "La modificación del cálculo de la retribución de las actividades reguladas antes de la fecha prevista -sostiene la asociación- tendría un impacto negativo en el mercado inversor al interpretarse como una señal de inseguridad jurídica, afectando al mercado energético y al de las inversiones en general".

La onda puede llegar a las islas. Las empresas -Enagás, Gas Natural Fenosa y Redexis, la red de distribución que Endesa vendió a Goldman Sachs- tienen planes, muy cuestionados, para extender el negocio a los archipiélagos a pesar de las dudas manifestadas por Competencia.

Miles de kilómetros de nueva red

Los planes de las empresas son diversos. Enagás quiere invertir en una planta regasificadora en Granadilla (Tenerife); Redexis proyecta desplegar más de 2.900 kilómetros de red subterránea en municipios de Gran Canaria y Tenerife mientras que Gas Natural Fenosa ultima los permisos para gasificar la isla de Menorca, declarada reserva de la Biosfera, a partir del segundo semestre de este año.


Esas inversiones, como ha adelantado Sedigas, dependen de hasta dónde lleguen -si llegan- los recortes que planea el Gobierno para la distribución gasista. Por el momento, se impone el esperar y ver. Gas Natural Fenosa asegura en este sentido que mantiene la inversión de 30 millones prevista en Menorca, de acuerdo con los planes que aprobó en 2015 la antigua administración autonómica del PP y que ha mantenido la actual, controlada por el PSOE y los nacionalistas.

Redexis también aguanta la respiración. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha concedido un préstamo de 125 millones de euros a la empresa para financiar parte de sus planes de expansión en Canarias. Algunos especialistas contraponen los planes de expansión de las empresas con un mercado de gas anémico tras la crisis.

La pregunta a responder es por qué las empresas energéticas, Repsol entre ellas, apuestan por el gas como energía de transición pese a una demanda que renquea y las dudas sobre la rentabilidad de las infraestructuras que precisan.

La CNMC manifestó esas dudas, en el caso de las inversiones previstas en las islas en un documento que publicó en septiembre de 2017: la Comisión, sostenía, "considera conveniente y necesario que, previamente a la introducción del gas natural en las Islas Canarias, se actualicen de acuerdo con las condiciones actuales los planes de gasificación de las Islas Canarias". La inversión en juego en el archipiélago, precisaba, asciende a 607 millones.

La rentabilidad segura de las empresas


Si la evolución de la demanda de gas no está clara y a los planes de negocio de las empresas les faltan detalles ¿por qué el afán de extender redes más allá de la península? La CNMC respondió también a la pregunta. "Las distribuidoras de gas -sostuvo en un comunicado oficial- tienen ratios de rentabilidad holgados para una actividad de bajo riesgo y son superiores a los de otras actividades reguladas comparables. 

Mucha rentabilidad y sin riesgo. El sueño de cualquier inversor. El sueño de cualquier fondo. Los datos de la CNMC, en los que Nadal basa ahora sus planes de recorte, estimaron para el periodo 2013-2015 un retorno sobre el capital invertido (ROE) de las firmas distribuidoras de gas natural de  entre el 12,13% y el 21,49%.

Esos porcentajes explican los movimientos de los grandes fondos en el sector desde 2010, cuando Goldman Sachs compró a Endesa su red, hasta la actualidad. Ha habido operaciones sonadas como la compra del 20% de la red de distribución Gas Natural por parte de Allianz Capital y CPPIB; la venta de Naturgas (EDP) a JP Morgan, Swiss Life y Abhu Dhabi Investment o la venta por Redexis de parte de sus activos a varios fondos de pensiones. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios