Sábado, 23.02.2019 - 08:59 h
'Caso Tándem'

Guindos mete presión al BBVA y prepara un consejo de infarto en la reunión del 31

El vicepresidente del BCE confirma que  sigue de cerca la situación y apremia a la entidad a resolver el caso Villarejo para no dañar su reputación.

BBVA
BBVA / EFE

El consejo de administración de BBVA celebrará el próximo jueves una reunión de auténtico infarto después de que Luis de Guindos, en calidad de vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), haya apremiado a la entidad a resolver “cuanto antes” el escándalo por las presuntas escuchas telefónicas que realizó el excomisario José Manuel Villarejo a instancias del banco bajo la presidencia de Francisco González, que aún se mantiene como presidente de honor y de la Fundación de la entidad financiera.

Las palabras de Guindos tras la reunión del Consejo de Gobierno de la institución confirmaron que desde Fráncfort se siguen de cerca todas las novedades sobre el caso Villarejo que puedan salpicar a BBVA. “BBVA ha lanzado una investigación interna que está en marcha y acaba de anunciar que ha empezado un ‘forensic’”, señaló el exministro horas después de hacerse público que el banco había fichado a PwC para profundizar en la investigación interna que comenzó el pasado junio para seguir el rastro de Villarejo en la entidad.

El vicepresidente del BCE sabe que este tipo de informes suelen demorarse durante meses, por lo que metió prisa a la entidad para resolver la situación y no dañar su reputación. “Tenemos que esperar a las conclusiones de estas investigaciones. Esperemos que estén disponibles cuanto antes, porque en este tipo de circunstancias el tiempo es esencial”, apuntó Guindos. Según explican fuentes financieras, la duración del 'forensic' dependerá del alcance de las pesquisas, cuyo perímetro estaría evaluándose actualmente, aunque como mínimo se remontará 15 años atrás, cuando se produjo el asalto de Sacyr.

El BCE, en cualquier caso, tiene una capacidad de acción limitada, ya que no puede destituir directamente a los miembros de una entidad que no tengan funciones ejecutivas. Francisco González dejó de tenerlas cuando Carlos Torres le sucedió como presidente de la entidad con la entrada del vigente ejercicio.

Por lo tanto, la reunión de la próxima semana del máximo órgano de gestión del BBVA, en la que se aprobarán las cuentas correspondientes al ejercicio 2018, es clave si para entonces Francisco González sigue resistiéndose a dimitir de sus cargos. A las presiones del BCE también se suman las del Gobierno, que monitoriza al minuto la situación a raíz del presunto espionaje masivo a empresarios, políticos y periodistas que desvelaron 'Moncloa.com' y 'El Confidencial'.

En cualquier caso, al haberse encargado el ‘forensic’ es posible que los consejeros de BBVA decidan no tomar cartas en el asunto hasta conocer el resultado de la investigación, aunque la discusión está asegurada vista la gravedad de los supuestos hechos. No obstante, el propio Torres reconoció sentirse "escandalizado" por el asunto y se comprometió con sus empleados a actuar con la "contundencia necesaria" para resolver la situación.

Investigación tecnológica

Las principales consultores disponen de departamentos ‘forensic’ en los que cuentan con expertos en tecnología forense que son capaces de obtener, procesar y analizar evidencias digitales de toda índole en cualquier tipo de soporte electrónico, como servidores de correo electrónico, ordenadores o teléfonos móviles, entre otros dispositivos.

En PwC, que ha destinado a más de 40 profesionales a la investigación de BBVA, el área está comandada por Javier López Andreo como socio responsable. El departamento de forensic, además, cuenta con otros dos socios, Ángel Muñoz y Sergio Aranda, mientras que Carlos Sanchidrián ejerce como director.

Ahora en Portada 

Comentarios