Martes, 21.05.2019 - 13:29 h
Con el fin de evitar el vehículo privado

El transporte en Madrid Nuevo Norte: habrá tres estaciones de metro fantasmas

Castellana Norte, ayuntamiento y Consorcio de Transporte han ubicado las paradas pero no han decidido cómo unirlas con el resto de la red.

Gráfico Madrid Nuevo Norte
 

Madrid Nuevo Norte, la antigua Operación Chamartín, ya ha empezado a caminar tras más de veinte años de vaivenes y modificaciones de los planes urbanísticos de la ciudad de Madrid. En el proyecto definitivo -que obtuvo la primera luz verde del ayuntamiento de Manuela Carmena hace solo unos días- se incluyen la creación de tres nuevas estaciones de metro en la margen izquierda del proyecto. Pero, ¿cómo se conectarán estas estaciones con el resto de la red? 

El faraónico proyecto que sacará adelante el Ayuntamiento de Madrid con ayuda de la compañía de BBVA y Constructora San José, contará con un importante plan de movilidad que pretende modificar la forma de transporte en la ciudad. De acuerdo con este plan, se construirán tres estaciones de metro que no cuentan con un proyecto definido para unirlas con el resto de la red de metro, señalan fuentes del proyecto. 

"Podría llevarse a cabo una prolongación de la línea 10, crear un ramal...", señalan las mismas fuentes. Lo que está claro es que, a pesar de haber superado el primer trámite, el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid aún no ha decidido cómo va a llevar a cabo unas obras que se van a costear con fondos privados de la compañía Distrito Castellana Norte, tal y como acordaron con la administración.

Dentro de este gran despliegue de transporte público que conllevará la creación de las citadas estaciones de metro, también se construirán dos intercambiadores que contarán con un nuevo medio de transporte: el autobús prioritario, que facilitará la movilidad dentro de la ciudad al cubrir las mismas distancias en menos tiempo gracias a la apertura automática de los semáforos.  

Del mismo modo, se crearán más de 15 kilómetros de carriles bici y se remodelará el nudo norte -uno de los que más atascos sufre de toda la capital- con el fin de evitar esta congestión, según señalan fuentes cercanas al proceso. Del mismo modo, el proyecto impulsado por Manuela Carmena pretende reforzar el transporte público con el fin de reducir el uso del vehículo privado que utiliza "alrededor de un 80% de la población del norte de Madrid". 

El dossier definitivo incluye la construcción de 10.500 viviendas, lo que supone una reducción de 7.500 con respecto al plan anterior y una rebaja de la edificabilidad de hasta el 21%, llegando a rozar los 2,66 millones de metros cuadrados con los que cuenta actualmente. Además, las propiedades bajo algún tipo de protección se han elevado hasta copar el 38% del total. 

El proyecto está actualmente inmerso en la fase de presentación de alegaciones en el ayuntamiento de la capital hasta el próximo 5 de diciembre. Desde entonces, el consistorio madrileño deberá resolver estas propuestas y llevar a cabo la aprobación definitiva que se prevé tenga lugar el próximo mes de enero

Después de este proceso pasará a manos de la Comunidad de Madrid que dará la luz verde definitiva y el pistoletazo de salida a la creación de una Junta de Compensación. Se prevé que la colocación de la primera piedra llegue para el año 2020. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios