Lunes, 15.10.2018 - 19:45 h
Su facturación ronda los 2,3 millones

La magia de Iniesta no llega a su bodega: está en pérdidas y con ventas estancadas

La empresa del futbolista fue fundada por su padre en los 90 y arrancaba con una una plantación de 10 hectáreas que se han disparado hasta las 200. 

Bodegas Iniesta
La bodega de Iniesta continúa en pérdidas / Bodegas Iniesta

Todo el mundo del fútbol ha aplaudido y ha vibrado con el gran juego de Andrés Iniesta y cualquier español, da igual del club que sea, celebraría aquel mítico gol en Sudáfrica que sirvió para proclamarnos campeones del Mundial en 2010, ante Holanda. Sin embargo, el éxito profesional de Andrés Iniesta, capitán del FC Barcelona durante muchos años y que ha desembarco en el fútbol chino antes de su retirada, no se plasma por ahora en el ámbito empresarial. 

Su empresa de vinos, Bodega Iniesta SL, ha presentado recientemente sus cuentas al Registro Mercantil y la situación parece ser un regreso al pasado, concretamente al ejercicio anterior. Sus ventas apenas han variado ya que han pasado de los 2,203 millones de euros de 2016 a los 2,229 millones de 2017, es decir, aumentan poco más de un 1%. Todo ello, a pesar de que los aprovisionamientos (consumo de mercaderías y materias primas) se ha disparado desde los casi 720.000 euros del ejercicio anterior hasta los más de 926.000 euros de las últimas cuentas presentadas. 

Con este escenario, las pérdidas tampoco varían significativamente. Si la bodega de Andrés Iniesta perdía 332.694 euros en 2016, la cuantía se incrementa levemente un año después y se sitúa en los 338.031 euros. El proyecto, por tanto, parece estancado a pesar de la transformación que ha vivido desde los años 90. 

La situación económica de la bodega del futbolista no difiere de lo de años anteriores. De hecho, las pérdidas de ejercicios anteriores alcanzaban, a cierre de 2017, los 2,17 millones de euros. Cifra que, con el paso de los años, va en aumento. Por su parte, el capital social es de 7,49 millones de euros. 

La mala marcha de sus resultados empresariales también se plasma en la evolución de su deuda. Solo en el último ejercicio presentado ha pasado del millón de euros a los 3,2 millones debido a las deudas de 2,2 millones contraídas a través de un préstamo bancario. 

Aun así, toda esta situación podría dar un giro de 180 grados. El futbolista, tras abandonar el FC Barcelona, recalaba en el Vissel Kobe, vinculado a Rakuten, logrando el compromiso de que los japoneses se hicieran cargo de parte de la producción de su bodega. Por tanto, las ventas podrían dejar de estar estancadas y veremos si logra dejar atrás los números rojos de los últimos años. 

Bodega Iniesta, que recibió una subvención oficial de 162.897 euros, ha aumentado su gasto en publicidad, propaganda y relaciones más de un 12%, hasta los 269.037 euros. La empresa vende vinos de D.O. Manchuela y a comienzos de año apostaba por lanzar 'Corazón Spumante Moscato', su nuevo vino espumoso dulce. 

El tamaño de la empresa sí ha crecido con el paso del tiempo. José Antonio Iniesta, padre del futbolista, iniciaba el proyecto con una plantación de 10 hectáreas de viñedo. Años más tarde apostaban por aumentar la extensión vitícola hasta las 200 hectáreas de la actualidad, encargándose de todo el proceso de elaboración: desde los viñedos hasta su comercialización, gracias a la culminación de la construcción en el año 2010. 

 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios