Domingo, 29.03.2020 - 21:58 h
Proyectos de lujo

Fortunas israelíes y latinoamericanas compiten por el casco antiguo de Málaga

Las casonas abandonadas de fachadas renacentistas son objeto de grandes patrimonios ya con activos en Madrid, sobre todo en el barrio Salamanca.

El aristocrático Paseo de Reading, en Málaga.
El aristocrático Paseo de Reding, en Málaga. / Google Maps

El pasado 30 de diciembre se cerró la compra de una casa palacio de 1.000 metros cuadrados y 5.000 de parcela en la zona de Pinares de San Antón, un excepcional activo en Málaga Este cuyo destino será el de segunda residencia. De la Hacienda de San Antón se tenía constancia ya en 1496, cuando el bachiller Juan Alonso Serrano entregó en nombre de los Reyes Católicos el entonces llamado Cerro de Buena Vista y una casa, que pertenecía a un noble árabe, a dos ermitaños llamados Fray Antonio y Fray Marco. La transacción de este espectacular espacio religioso -que está en estado de abandono- se ha cerrado 500 años después en 2,2 millones de euros. El comprador es un millonario mexicano afincado en Madrid.  

Este tipo de operaciones de vivienda 'prime' no son aisladas y, por el perfil de sus nuevas moradores, las villas históricas de la zona de la zona de Pinares, Pedregalejo y El Limonar-en las faldas del castillo de Santa Catalina- emulan cada vez más a  Pedralbes, la zona más aristocrática de Barcelona. Hablamos de Málaga Este, el kilómetro cero junto con el paseo de Sancha del florecimiento de la burguesía malagueña a finales del del siglo XIX y principios del XX. Por otro lado, las olvidadas casonas palaciegas del centro de Málaga están tomando sabor al madrileño barrio de Salamanca: lucen relucientes. Málaga capital ha pasado de tener un rosario de propiedades históricas en estado de abandono a encadenar rehabilitaciones que sobrepasan los 4.000 euros el metro cuadrado. Y todo discurre sobre estos dos ejes: villas en Málaga Este y casas-palacio en el centro histórico. Pero no son solo mexicanos los que han puesto los ojos en los activos de esta ciudad costera. 

Novedad: los Capriles entran en Málaga

Según ha podido saber La Información, por el centro histórico también se han empezado a decantar los venezolanos Capriles con su vehículo inversor Grupo Gran Roque, la empresa de la familia encargada de  proyectos inmobiliarios de superlujo. Una firma habituada a compara a destajo inmuebles históricos (cuando arrancaron con fuerza en Madrid en 2017 lo hicieron con diez promociones de lujo a la vez en los barrios de Salamanca y Chamberí) y luego sacarlos al mercado como productos 'prime' que venden entre españoles y compatriotas. Aquí, siguen el mismo patrón y optan por propiedades similares en el corazón de la ciudad. Sus últimas adquisiciones han sido en la zona de la plaza de la Merced. Siguen desarrollando una búsqueda activa y tiene en su punto de mira un activo de 4 millones de euros (3.000 euros el metro cuadrado).

Ejemplo de palacio en venta en El Limonar. Este por 1,5 millones.
Ejemplo de palacio abandonado en venta en El Limonar. Este por 1,5 millones. / Idealista

"Cada vez hay más mexicanos, venezolanos e israelíes que están entrando en el casco histórico de Málaga, donde tradicionalmente europeos y nacionales lideraban las compras para rehabilitar. La demanda es alta y quedan pocos palacios en manos de las familias originales. Es una inversión cómoda y con alta rentabilidad. Algunos las vuelven a poner de nuevo en el mercado, aunque el uso de mucha de ellas es segunda residencia. La zona se está convirtiendo en un nuevo barrio de Salamanca con este nuevo público que está aterrizando. Es una novedad y un cambio de tendencia para este 2020", señala Mario Garnica, director de Engel & Völkers Malaga East. 

"Aquí no entra el capital del norte de Europa, Ucrania y Rusia, que prefiere más la costa del sol", incide. Garnica explica que este nuevo inversor también ha puesto sus ojos en el centro de Málaga para conseguir la Golden Visa, que luego da acceso a la nacionalidad española. "Se accede cuando se hace compras en inmuebles superiores a 500.000 euros. Recientemente hemos tenido dos operaciones de grandes pisos de lujo también en centro histórico por parte de venezolanos con este objetivo", señala el directivo.  

Conexión Málaga -Tel Aviv

Fuentes del sector explican que también hay varios fondos israelíes, con sociedades radicadas en Luxemburgo, que están apostando fuerte por la ciudad. Cada vez hay más turismo israelí en Málaga y más inversores en esta provincia. Prueba de ello es que en 2017 la compañía Sun d'Or -es una marca subsidiaria de la aerolínea israelí El Al- tenía a pleno rendimiento la línea Málaga a Tel Aviv-Ben Gurion, cuyos billetes suelen rondar los 400 dólares.

La metodología es la siguiente: rehabilitan inmuebles completos y los sacan a la venta o los destinan al alquiler vacacional. Los activos, que suelen estar en estado de abandono, rondan los dos millones de euros aunque suelen salir al mercado por cantidades que rozan los nueve. Los compradores suelen estar interesados en propiedades con un pasado histórico, aunque otros como el magnate israelí del petróleo Haim Tsuff han apostado por edificios emblemáticos de la ciudad de los años ochenta. Así, la mercantil Nitsba Spain, matriz de la luxemburguesa Ariso Holding, es la nueva propietaria del antiguo edificio de Correos, en Málaga capital.

El empresario israelí fue el único que pujó por este inmueble en la subasta pública convocada por la Junta de Andalucía. Inicialmente fue tasado en 16,8 millones pero pagará algo más de 23,5 millones de euros. . Tsuff se quedó fuera de una operación similar con un activo también de la Junta de Andalucía en Cádiz, donde la empresa sevillana Vico Black 98 se quedó con el edificio Tiempo Libre para erigir un hotel. Su oferta se quedo medio millón por debajo de la ganadora en una operación que se cerró en diez millones de euros.

Un leve parón que no afecta al lujo

Lo cierto es que, a pesar de que se detecta un leve parón, Málaga continúa confirmándose como uno de los principales focos de actividad del renacido mercado inmobiliario español. El total de compraventas en 2019 ascendió a 32.530, un 7,3% más que el año anterior, lo que la situó como la segunda provincia española con mayor número relativo de operaciones en función a su población. Los extranjeros compraron el 28% de esas viviendas, una tasa que también coloca a Málaga entre las más atractivas para el comprador foráneo.

Málaga registró el pasado año un índice de 19,74 ventas por cada 1.000 habitantes, porcentaje solo superado por Alicante (21,35) y superior a los de Castellón (15,32) y Almería (15,18), que completan las primeras posiciones del ranking nacional por provincias (todas ellas costeras y de perfil turístico), según el último informe del Colegio de Registradores. Entre 2014 y 2016, Málaga ostentó la primera posición, pero en 2017 y 2018 fue superada por Alicante, donde el peso del turismo residencial es muy significativo.

Casa palacio a la venta en Málaga por 9 millones y 2.500 metros edificados.
Casa palacio a la venta en Málaga por 9 millones y 2.500 metros edificados. / Spainhouses.net

Que fortunas internacionales se interesen por ejemplo por las villas históricas de El Limonar es paradójico, ya que dos de los edificios más espectaculares del barrio, Limonar 40 o Villa Fernanda, fueron concebidos en sus orígenes como residencias veraniegas para familias extranjeras. Villa Fernanda, en concreto, está edificada sobre los terrenos del Castillo de Santa Catalina y uno de sus moradores fue Leo Herman, ingeniero que se empadronó en la casa en los años 30. El instituto Médico Miramar se edifica sobre Villa Suecia, llamada así porque su primer propietario fue de origen sueco. Muchas de estas familias, en su totalidad europeas, se asentaron definitivamente en la ciudad y se fundieron con los locales. Ahora, es el turno de fortunas latinoamericanos e israelíes.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING