Martes, 19.03.2019 - 10:06 h
Las eléctricas emprenden campañas de información

Más de dos millones de usuarios afrontan subidas de luz del 25% por el bono social

Competencia supervisará los cambios de suministrador que conlleven la pérdida del derecho a descuentos en la factura

Concentración contra la pobreza energética en febrero de 2017.
Concentración contra la pobreza energética en febrero de 2017. / EFE

La renovación del nuevo bono social eléctrico al que tienen derecho 2,4 millones de usuarios no va bien. Según datos de las compañías, apenas han recibido 350.000 solicitudes. Las empresas comercializadoras de electricidad y las organizaciones de consumidores han detectado que buena parte de los beneficiarios del bono social desconocen que tienen la obligación de renovar el bono con nueva documentación antes del 10 de abril, según las normas aprobadas el pasado año. Las comercializadoras de electricidad advierten que muchos usuarios pueden recibir una factura incrementada hasta en un  25% por falta de información a partir del próximo mes.

La preocupación ha llegado a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). Fuentes del organismo aseguran que la comisión va a estar "muy pendiente" del bono social y, sobre todo, de los cambios de comercializador que conllevan la pérdida del descuento. Para ser beneficiario del bono social, el usuario tiene que estar acogido al precio de venta al pequeño consumidor (PVPC), regulado, y no al mercado libre.

En todo caso, en el organismo que preside José María Marín Quemada se recuerda que el consumidor que cumpla con las condiciones tiene derecho al bono social y sus descuentos desde el momento en que se solicita, al margen de cuando lo certifique.

Familias numerosas

Unas de las razones de los retrasos que se están detectando, añaden  las fuentes consultadas, son los límites que se han impuesto a las bonificaciones que se aplican a las familias numerosas. Con la normativa anterior no había límites de consumo, mientras que desde la aprobación de las nuevas normas, los descuentos se aplican a 3.600 Kwh/año, por lo que estarían retrasando la solicitud. En todo caso, de los 2,4 millones de usuarios con derecho al bono, sólo 242.454 corresponden a familias numerosas.

Gráfico bono social eléctrico.
Gráfico bono social eléctrico.

El nuevo bono social contempla un descuento del 25% sobre la parte del consumo de la factura, para hogares con una renta máxima de 11.182 euros al año -familias sin hijos-; de 14.910 euros  si tiene un hijo o de 18.637 euros si hay dos hijos. Además de las familias numerosas y pensionistas con prestaciones mínimas. La rebaja puede llegar al 40% para hogares en riesgo económico severo.

Los problemas con la tramitación del bono social no sólo alertan a las empresas, que se han opuesto a financiar la medida en los tribunales, sino también a las organizaciones de consumidores. Un portavoz de Facua señala que "el hecho de que la normativa del bono social no plantee la renovación automática no sólo es un disparate, sino que parece cargada de intencionalidad por parte del Gobierno para que los pocos usuarios que lo han solicitado acaben perdiéndolo".

Críticas de las empresas

El análisis coincide con las críticas de las empresas hacia el Ministerio de Energía, a quien acusan de "dejación de funciones" por haber trasladado todo el peso de la comunicación a las empresas. Endesa (134.771 solicitudes de renovación recibidas de un total de 917.000 bonos registrados); Iberdrola (186.000 solicitudes de 860.000 bonos) y Gas Natural Fenosa (16.000 de un total de 400.000) han puesto en marcha campañas de información, sobre todo en los medios locales, para llegar a los posibles beneficiarios, muchos de ellos de edad avanzada y con dificultades de acceso a las nuevas tecnologías.

Aunque el panorama no es muy halagüeño, en círculos próximos a la Secretaría de Estado de Energía puntualizan que las aplicaciones para tramitar las solicitudes del bono social con las empresas funcionan sin problemas. Atribuyen la preocupación que muestran las compañías a un intento de poner la venda antes de que llegue la herida si finalmente hay problemas.

El bono social ha sido siempre un asunto polémico. El Tribunal Supremo anuló el régimen anterior que obligaba a financiar el bono -244 millones al año- a los grandes grupos eléctricos. Con la reforma, son todas las comercializadoras de  electricidad las que financian los descuentos. Endesa, Iberdrola y Gas Natural asumen en torno al 88% del coste según su cuota de mercado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios