Jueves, 12.12.2019 - 18:34 h
Movimientos tras su aterrizaje

Másmóvil 'pesca' en la anterior cúpula de la gallega R para su división en Portugal

Nombra a Arturo Dopico, exCEO de R Galicia, como consejero delegado. Incorpora a Pablo Iglesias y Francisco Rodeiro, dos máximos colaboradores.

Meinrad Spenger es consejero delegado de Másmóvil.
Meinrad Spenger es consejero delegado de Másmóvil. / L. I. / Archivo

Másmóvil echa mano de la anterior cúpula del operadora de telecomunicaciones gallego R. La compañía incorpora al antiguo consejero delegado y otros dos directivos clave para su nuevo negocio portugués. Este movimiento llega sólo dos meses después de que la cuarta teleco en España aterrizara en el otro mercado ibérico tras comprar una participación en Cabonitel, el segundo mayor holding de telecos del país que controla los operadores Nowo y Oni.

Miguel Venâncio, hasta ahora CEO del Grupo, ha sido promocionado al cargo de presidente, manteniendo algunas funciones ejecutivas así como la representación institucional y determinados acuerdos estratégicos. ¿Quién le sustituirá? Arturo Dopico, que durante 18 años ocupó la posición de CEO De R Galicia, ha sido nombrado nuevo CEO.

No es el único nombramiento. Pablo Iglesias y Francisco Rodeiro, dos de sus máximos colaboradores en R antes de su salida tras la compra por Euskaltel, asumirán los cargos de director financiero y director de planificación estratégica. Además, Carlos Conti, socio general del fondo Inveready, ha sido nombrado consejero del grupo.

"En esta nueva etapa, nos gustaría incrementar las posibilidades de elección de los usuarios en la mayor parte del país, desde un proyecto muy arraigado ya en Portugal y que ahora recibirá un impulso muy fuerte para crecer", ha apuntado Arturo Dopico.

El aterrizaje en Portugal

Másmóvil anunció en verano un acuerdo con la sociedad de inversión GAEA, promovida por Inveready, para la adquisición de una participación minoritaria (inferior al 50%) en la sociedad Cabonitel, dueño de las operadoras Nowo y Oni. La empresa lusa está controlada por el gigante del capital riesgo KKR y cuenta con unos 180.000 clientes o un 4% de cuota de mercado.

El importe de la inversión asciende a unos 15 millones de euros. “Esta participación no será consolidada en sus estados financieros, siendo considerada como una inversión financiera”, explicó la empresa española que apunta que jugará un papel de “socio industrial” para facilitar la obtención de sinergias a la hora de comprar equipos de redes de telecomunicaciones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING