Sábado, 15.06.2019 - 23:15 h
Adiós a la sociedad Sogecable Editorial

Mediaset borra el último 'rescoldo' de Sogecable para engordar sus productoras

La transforma en la firma Producción y Distribución de Contenidos Audiovisuales Mediterráneo, que liderará su consejero delegado Paolo Vasile.

Mediaset
Mediaset transforma la última sociedad con la denominación Sogecable. / Mediaset

Queda poco más de un año para que se cumpla una década de la alianza entre Telecinco y Cuatro. Mediaset acabó quedándose con el otrora negocio audiovisual de Prisa y, desde entonces, lo ha ido amoldando a su estructura. Ahora llega uno de los últimos pasos: la eliminación de la última filial que mantenía la denominación Sogecable.

Se trata de Sogecable Editorial, que hasta ahora se dedicaba a explotar derechos audiovisuales, además de la representación artística y la promoción y producción de espectáculos. La sociedad cambia de nombre, de actividad y, también, refuerza su capital.

Mediaset acaba de rebautizarla como Producción y Distribución de Contenidos Audiovisuales Mediterráneo. La ha reforzado con más de 327.000 euros (que constituyen prácticamente la totalidad de su capital social) y ha colocado al frente, como presidente y consejero delegado, a su primer espada: Paolo Vasile, el CEO de Mediaset.

Su negocio de producción

El grupo audiovisual declina dar, al menos de momento, más detalles de cómo va a posicionar esta nueva división audiovisual en sus negocios como productora, ya que la nueva firma se dedicará a la creación, al rodaje y a la distribución de obras audiovisuales. Una actividad en la que Mediaset ya cuenta con filiales, como Producciones Mandarina o Telecinco Cinema, entre otras.

Mediaset deja de contar con filiales bajo la denominación Sogecable aunque, en este caso, se trataba de un negocio de pequeña dimensión. Sus últimos datos económicos datan de 2016, el último con cuentas presentadas en el Registro. Ese año su beneficio se quedó ligeramente por encima de los 154.000 euros.

La compañía controlada por Silvio Berlusconi se marcó hace meses el objetivo de elevar su producción propia, a pesar de que asegura que, desde el año 2000, produce casi íntegramente la mayoría de los contenidos que emite. Aún así, la compra de derechos sigue obligándola a tirar de talonario. El pasado año, destinó 106,4 millones de euros a la compra de producción ajena (casi 20 millones menos que en 2016). En cambio, en la producción de ficción invirtió 47,6 millones y otros 19 millones en coproducción.

En cuanto a la producción cinematográfica en sí, en el último año, sumó ocho millones de espectadores en las salas españolas, sobre todo con dos películas: 'Tadeo Jones 2' y 'Perfectos Desconocidos'.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios