Lunes, 30.03.2020 - 19:40 h
Sanción de 1,6 millones

Mediaset pierde en la Audiencia una de sus contiendas con la CNMC por Cuatro

El tribunal no acepta el recurso de la cadena, en una disputa que dura siete años, por retrasar los compromisos que permitieron la fusión.

Imagen de la sede de Mediaset en Madrid.
Sede de Mediaset en Madrid.L.I.

Mediaset (Telecinco) selló hace ocho años la compra de Cuatro, para convertirse en uno de los dos actores de referencia de la televisión en abierto. Sólo unos meses después, Competencia puso la lupa sobre la fusión, obligó a las cadenas, por ejemplo, a contratar la publicidad de forma separada. Abrió así la veda a una batalla por el cumplimiento de esas condiciones, que lleva años enfrentando en los tribunales a la cadena de televisión y a la actual Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Y una de esas batallas se ha saldado a favor del supervisor. La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso presentado por Mediaset contra la multa de 1,675 millones de euros impuesta por la CNMC por no presentar a tiempo el calendario de medidas con las que cumplir la fusión. En esta disputa no entra en el fondo de la cuestión, si cumplió o no las exigencias marcadas por Competencia, sino que no presentó a tiempo el plan de actuaciones. Lo hizo con un mes de retraso. El proceso, además, aún está lejos de terminar porque Mediaset tiene intención de seguir recurriendo.

La batalla que, además, ha tenido, prácticamente que volver a empezar desde el inicio. Competencia ya impuso una primera multa de 3,6 millones de euros, que acabó recurrida ante el Tribunal Supremo. Este dio la razón parcial a Mediaset, al entender que Competencia no había calculado correctamente la sanción, en función de su volumen de ingresos. Por ello, obligó al organismo presidido por José María Marín Quemada a rehacer los cálculos a la baja y la sanción se rebajó hasta los 1,675 millones de euros. Y Mediaset volvió a recurrirla.

Competencia argumenta, según consta en la sentencia, que el retraso a la hora de presentar el plan de actuación está considerado como infracción muy grave. Asegura que no presentarlo a tiempo dio lugar a que "Telecinco haya podido disfrutar, al menos temporalmente [un mes, según el Supremo] de todos los beneficios resultantes de la concentración de dos de las cadenas televisivas más importantes sin verse sometido a las limitaciones derivadas de los compromisos aprobados en dicha resolución, que son los que resuelven los graves problemas de competencia detectados por la CNC y sin los cuales la operación no se podría haber autorizado", según figura en la sentencia.

Mediaset volvió a recurrir la nueva sanción alegando tres motivos. Por un lado, que el expediente sancionador había caducado. Por otro, que en este proceso de revisión a la baja de la multa no pudo hacer uso de su derecho a la defensa; y, por último, que la sanción vulneraba en su cuantía el principio de proporcionalidad. Tres argumentos que no fueron aceptados por la Audiencia Nacional, que da por buena la sanción de 1,675 millones fijada por la CNMC.

El grupo audiovisual tiene intención de seguir adelante con este proceso. "Vamos a seguir recurriendo con la certeza de que hemos actuado conforme a los requisitos en base a los cuales se autorizó la operación", indica a través de un portavoz. También destaca que se haya rebajado la multa inicial. "Ha sido reducida a más de la mitad  por las instancias judiciales que se han pronunciado hasta el momento, al encontrar numerosas inconsistencias en la resolución sancionadora de la CNMC", explica Mediaset.

Sanciones sin provisionar

Este es uno de los tres choques que aún siguen vivos entre Mediaset y Competencia. Y es el menos relevante de los tres en lo que a cuantía se refiere. Los otros dos tiene que ver con el fondo de la cuestión, con no cumplir las condiciones marcadas para dar el visto bueno a la fusión.

Le impuso por ello dos multas de 3 y 15,6 millones de euros, respectivamente, por no certificar, entre otros aspectos, la separación funcional entre Publiespaña y Publimedia (sus divisiones de publicidad), o renunciar a la compra de determinados derechos de emisión. Multas que también han llegado a los tribunales y que aún no están resueltas de forma definitiva.

Tres sanciones que Mediaset no tiene provisionadas, según figura en sus últimos informes anuales, argumentando que no incumplió las condiciones marcadas por la CNMC. También porque sus administradores y asesores estimaron "que no es probable el riesgo de que se materialice finalmente este pasivo". En conjunto, al margen de estas disputas, Mediaset tenía provisionados para riesgos 13,4 millones de euros al cierre de diciembre de 2017.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING