Viernes, 29.05.2020 - 11:50 h
Solo un 62,2% de ocupación desde enero

Meliá sufre por las muertes en República Dominicana un 15% menos de ocupación

La cadena hotelera señala al "ruido generado por la prensa estadounidense" por las 11 muertes en complejos del país centroamericano.

Hotel Meliá Paradisus Palma Real, en República Dominicana
Hotel Meliá Paradisus Palma Real, en República Dominicana. / Meliá

La cadena hotelera Meliá ha achacado este martes la caída generalizada de la ocupación en sus complejos en Sudamérica y América Central a varios hechos contingentes al turismo, entre ellos a la extraña oleada de muertes de turistas estadounidenses en hoteles de República Dominicana, que ha causado un 15,4% menos de demanda en las habitaciones de los complejos de Punta Cana y Bávaro (las dos zonas del país en las que opera), tal y como se desprende del último informe semestral de gestión de la compañía.

Meliá, que contaba con un total de 2 millones de habitaciones disponibles en toda América durante el primer semestre de 2019 (en comparación con los 1,5 millones de estancias de 2018), ha sufrido una caída generalizada de 5,9 puntos en todo el continente respecto al año anterior en lo que a ocupación se refiere. Algo que la compañía achaca directamente a "diversos aspectos, en muchos casos fuera de nuestro control, que impactaron en el comportamiento de aquellos hoteles situados en algunos de los destinos turísticos más importantes de la región", según el informe.

"Algunos de estos problemas fueron el ruido generado por la prensa estadounidense motivado por el hecho de que diversos turistas de EEUU murieron debido a diversas causas en algunas áreas de la República Dominicana, la compleja situación vivida en Venezuela, el incremento de la percepción de inseguridad por parte de turistas de EEUU en México, lo que afectó a la demanda [...] debido a las advertencias de viajes del Gobierno de EEUU desde principios de 2018 y por la complicada situación socio-económica y política en México", explica la compañía.

En total, Meliá cifra la ocupación de sus hoteles en República Dominicana en el 62,2%, no muy por debajo del 68,7% de ocupación media que del resto en el resto del continente. Sin embargo, Punta Cana y Bávaro son dos piezas clave en la línea americana de negocio de la compañía, ya que en el primer semestre de 2018 su ocupación se situaba casi en el 80%, un nivel mucho más alto que en el resto de localizaciones.

¿Qué mata a turistas en República Dominicana?

El problema es que, hasta ahora, no se ha ofrecido una explicación definitiva sobre el motivo por que al menos 11 personas han muerto en República Dominicana en el último año. Una de las principales hipótesis que se maneja es que la comida o la bebida en los resorts tenga algún compuesto nocivo para la salud, por lo que se puede tratar de intoxicaciones alimentarias tratadas inadecuadamente, tal y como especulan medios estadounidenses como 'People'.

Otra de las hipótesis que se manejan es la de que los turistas contrajeron enfermedades del trópico. La explicación es que las autoridades de EEUU no obligan y ni siquiera recomiendan vacunarse para males propios de la zona como el dengue, la malaria, el zika, la leptospirosis, el cólera o el chikungunya. En el apartado sobre vacunas, la página del Gobierno estadounidense que informa sobre trámites y recomendaciones para viajar a la República Dominicana explica que "no son necesarias si se viaja desde EEUU". Por ejemplo, en España, Exteriores sí hace una serie de recomendaciones en este sentido.

Hay una tercera posibilidad, que es la única que las autoridades dominicanas reconocen como una causa de muerte extendida tanto en el país como en la vecina Haití: el alcohol adulterado de procedencia ilegal. Este tipo de bebidas llevan tiempo dando quebraderos de cabeza al Gobierno dominicano, que estima que un 29% del total de bebidas alcohólicas del país es "ilícito", lo que implica que no solo es ilegal, sino que su destilación puede ser casera y en condiciones de producción tan pésimas que pueden hacer que el alcohol sea potencialmente mortal. De hecho, desde 2017 la policía ha contabilizado al menos una decena de muertes derivadas del consumo de la bebida espirituosa local más popular, conocida como "clerén" o "triculi".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING