Jueves, 16.08.2018 - 18:26 h
El impacto económico de la crisis

Meliá asume un trasvase de reservas de Cataluña a otras ciudades españolas

“Somos conscientes de que las tensiones entre Cataluña y el Gobierno central van a ser negativas para el sector”, reconoce la hotelera.

Imagen de la terraza del hotel Barcelona Sky.
Terraza del hotel Barcelona Sky.

Es uno de los sectores más sensibles a las percepciones de sus clientes. Y si hay miedo, las reservas se resienten. El gigante del turismo español Meliá asume que la crisis catalana ha tenido un impacto en su negocio. Por ejemplo, reconoce que su hotel Barcelona Sky tuvo un "un gran comportamiento, hasta que comenzaron las tensiones en Cataluña", según indica la compañía en su presentación de resultados de los nueve primeros meses del año.

Meliá cuenta con seis hoteles en la Ciudad Condal y otros nueve más en el conjunto de Cataluña, pero no da detalles sobre cancelaciones y reservas.

"Somos conscientes de que las tensiones entre Cataluña y el Gobierno central van a ser negativas para el sector, sobre todo para la región catalana. En este sentido, y a pesar de que aún es pronto para estimar el impacto real en nuestras operaciones, hemos visto una ralentización en el número de reservas en la zona, que ha sido parcialmente compensada por la creciente demanda de otras ciudades que están arrastrando una parte del negocio desde Cataluña", indica al hablar de sus previsiones.

"Creemos que nuestra división española va a continuar beneficiándose del creciente número de visitantes de todo el mundo que el país ha estado experimentando en los últimos meses", indica respecto a las previsiones de su negocio español en conjunto. Un polo de atracción de turistas que "debe conducir a un crecimiento de demanda y de precios", indica Meliá respecto a sus estimaciones a futuro.

Impacto de Airbnb y el Brexit

"El tercer trimestre siempre es clave para los hoteles premium en España, especialmente para los resorts, pero también para los urbanos y, sobre todo, en ciudades como Madrid, Barcelona y Sevilla", explica la compañía balear al hablar de su evolución en su mercado doméstico. "Los resultados han sido buenos, aunque algunos destinos han sufrido por razones diferentes, como el Brexit, la recuperación de otros destinos, cancelaciones de vuelos y la creciente importancia de la economía colaborativa", en referencia, por ejemplo, a la actividad de Airbnb.

Uno de los hoteles que se han resentido por estos aspectos, indica, es el Gran Meliá Palacio de Isora, situado en Tenerife. "Considerando la alta contribución de este hotel a la región, España ha cerrado el trimestre plana", a pesar, matiza, del buen comportamiento de otros establecimientos, como el Gran Meliá Don Pepe, Gran Meliá Colón o Meliá Sancti Petri.

En estos nueve primeros meses del año, Meliá elevó un 5,1% sus ingresos en España, hasta 226,5 millones de euros.

En el conjunto de su negocio, Meliá cerró septiembre con un beneficio atribuido de 113,7 millones de euros, un 23,3% más que en el mismo periodo de 2016. Mientras, sus ingresos globales crecieron un 5% y se situaron en 1.458,2 millones de euros.

Meliá asume un trasvase de reservas de Cataluña a otras ciudades españolas

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios