Miércoles, 23.05.2018 - 08:49 h
La compañía se negó a pagarlo

Menéame gana tiempo tras la anulación por el TS de las tarifas de la 'tasa Google'

El agregador español cree que la sentencia del Alto Tribunal que declara nulas esas tarifas vuelve casi un año atrás el proceso.

meneame
Daniel Seijo, socio de Menéame.

Es uno de los más afectados por la 'Tasa Google'. Y la decisión del Tribunal Supremo de dejar sin efecto el sistema de tarifas de derechos de autor pone un paréntesis en su particular batalla. El agregador de noticias Menéame gana más de medio año, mientras la entidad que gestiona esta tasa, Cedro, vuelve a elaborar sus 'precios'. El que planteó a la web española era el 20% de su facturación anual.

Un error de forma ha sido el causante de que el Tribunal Supremo declare nula la Orden Ministerial que regula las tarifas de derechos de autor recaudadas por ocho entidades. El origen hay que encontrarlo en un recurso presentado por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) en el que reclamaba su nulidad por no recoger un análisis sobre el impacto de la normativa en las familias.

¿Qué implica la nulidad?

La nulidad implica también la 'eliminación', al menos por ahora, de las tarifas que pretendía cobrar Cedro, una de esas ocho entidades de derechos de autor, en la llamada 'Tasa Google'. Se trata de una compensación que, según el artículo 32.2 de la llamada 'ley lasalle', han de afrontar webs de agregación de contenidos de fragmentos "no significativos" de contenidos, como la propia Menéame o redes sociales como Facebook.

"Volvemos a hace más de seis meses, cuando no había tarifas", explica a La Información uno de los socios de Menéame, Daniel Seijo, quien reconoce que no es una medida que vaya a cambiar el canon a pagar, sino que retrasa su puesta en funcionamiento. La compañía no ha recibido comunicación oficial alguna de Cedro, con la que este medio se ha puesto en contacto sin éxito, desde el pasado mes de noviembre.

"No hay más implicaciones que ganar algo de tiempo, pero no cambia el trasfondo... La Espada de Damocles sigue estando ahí", reconoce el directivo, quien recuerda que su estrategia de no pagar esa tasa se mantiene intacta. "Es una cuestión de principios", explicaba a este medio hace algo más de un mes.

La negociación con Upday

En un primer momento, la tarifa general que cobraría Cedro a los agregadores era de 0,05 euros por cada usuario activo. Eso implicaba para Menéame el pago de más de 2 millones de euros al año.

Sin embargo, cabía una posibilidad: la negociación con uno de los operadores del sector para llegar a un acuerdo marco que sirviera para el resto. Eso sucedió con Axel Springer, grupo editor de revistas especializadas y dueño del agregador Upday. 

Esas conversaciones desembocaron en un 'precio' para la española: el 20% de la facturación anual. En concreto, la fórmula era la siguiente: un 7% de los ingresos anuales, con un mínimo de 15.000 euros en el primer año, que va incrementándose en los años siguientes.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios