Viernes, 20.04.2018 - 07:03 h
Radiografía de la compraventa de permisos

El mercado de las VTC se estabiliza tras el aluvión del TS: 50.000 euros por licencia

En grandes operaciones de paquetes, los precios son algo inferiores a esa cantidad. Todo el sector está pendiente del TS y su batalla con la CNMC.

Taxistas valencianos se unen a la jornada de huelga estatal para "llamar la atención sobre el problema" de las VTC
Las licencias VTC mantienen los precios. / EUROPA PRESS

El de las licencias VTC es un mercado en plena ebullición. Las restricciones en la concesión y las expectativas de crecimiento del mercado con Uber y Cabify a la cabeza han incrementado los precios pagados en el mercado secundario en los dos últimos años. Se han llegado a pedir hasta 80.000 euros por una de ellas. Sin embargo, el aluvión de autorizaciones impuesto por el Tribunal Supremo a través de sus sentencias ha hecho que los precios se hayan estabilizado.

[Leer más: Cabify se desmarca ante el TS: defiende un límite "más bajo y acorde al mercado"]

Varias fuentes cercanas a este sector confirman a La Información que las grandes transacciones de licencias efectuadas en los últimos meses han tenido un rango de precios que se sitúa entre los 40.000 y 50.000 euros por cada uno de los permisos. Hay propietarios que han llegado a pedir hasta 80.000 euros.

Traspasos por una media de 50.000 euros

“Se están cerrando operaciones en Madrid por 50.000 o 55.000 euros, pero si se lleva a cabo la compra de un paquete de varias decenas de autorizaciones, se puede reducir de manera significativa el precio por debajo de los 50.000”, explica una fuente del sector, que prefiere no dar su nombre, por tratarse de acuerdos privados.

Otra fuente rebaja incluso el precio medio a los 45.000 euros. Hoy por hoy, según otra fuente de una de estas compañías, las adquisiciones de grandes paquetes ya son excepcionales pues muchas de las licencias (e, incluso, derechos sobre procesos judiciales abiertos a la espera de sentencia firme del Tribunal Supremo) han sido transferidas.

Todos coinciden en que el precio es muy similar al que se pagaba hace ahora un año. Y en esa estabilización de los precios señalan varios factores. Por un lado, se encuentra el incremento de licencias en el mercado, gracias principalmente a las sentencias del Tribunal Supremo.

Por otro, se debe al real decreto recién aprobado por el Gobierno en el que se prohíbe la transmisión de las autorizaciones durante los dos siguientes años a la concesión (sí que se permite la venta de compañías dueñas de estas autorizaciones).

Se piden hasta 80.000 euros

Estos son los precios a los que se están cerrando las principales compraventas de licencias (vinculadas siempre a una sociedad limitada). Pero algunos de los propietarios están pidiendo más. En algunos casos, muchos más. Hay quien reclama 72.000 u 80.000 por cada una de las licencias. “Autónomo vende 1 licencia vtc de la Comunidad de Madrid anterior al 2015 y definitiva. Precio: 80.000 euros”, refleja una de las ofertas publicadas en portales como Milanuncios.

En este y otros portales se percibe una rebaja considerable cuando los paquetes son mucho más grandes. Hay algunas excepciones. Como anuncios en los que se ofrecen 13 licencias en Madrid por 1,15 millones de euros. “Vendemos empresa con 13 licencias de Madrid, funcionando, rentable y con todos los vehículos y conductores funcionando a pleno rendimiento”, reza otro.

Pese a todo, estos niveles siguen aún lejos de los registrados en el sector del taxi. En los últimos meses, se están haciendo transferencias desde 100.000 a 150.000 euros en grandes ciudades por cada licencia. El último dato oficial es de 2016, cuando la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) hizo un estudio en base a la información aportada por los ayuntamientos. En Madrid el precio medio pagado fue de 142.000 euros, mientras que en Santander o San Sebastián, con una oferta muy inferior, se superaron los 215.000.

Todos esperando al Supremo

La fiebre arrancó hace más de un año, cuando la escasez de licencias y el crecimiento importante del negocio de Uber y Cabify, las dos grandes plataformas que las utilizan, elevó sobremanera el precio pagado en este mercado secundario del que, como sucede en el del taxi, no hay datos oficiales.

Ahora, la cifra de estas autorizaciones no ha dejado de crecer. En enero de 2015, había activas 3.470 licencias en España. A principios de este mes de marzo, según los datos aportados por el Ministerio de Fomento, algo más de tres años después, suman casi 6.900. Es justo el doble.

Todos están esperando al movimiento del Tribunal Supremo. El Alto Tribunal ha citado a las principales organizaciones del taxi, la CNMC, Uber y Cabify y el Estado en una ‘macrovista’ del juicio arrancado tras el recurso de Competencia contra la limitación de 1 licencia de VTC por cada 30 taxis que el Gobierno trató de rescatar en diciembre de 2015. Esa sentencia marcará la pauta para el mercado y, según confirman varias fuentes del mercado, podrá hundir los precios de este mercado secundario en caso de que desemboque en una liberalización del sector.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios