Martes, 17.09.2019 - 11:50 h
Ha invertido 7 millones de euros

Mercadona abre su ‘colmena’ online en Barcelona y prepara Madrid para 2020

La empresa extenderá la red de este nuevo modelo de venta por toda España una vez que ha comprobado que multiplica por ocho su productividad.

Almacenes de Mercadona
Mercadona su ‘colmena’ de venta online en Barcelona y prepara Madrid para 2020. / L. I.

Juan Roig ha iniciado la expansión de su red de ‘colmenas’ para la venta online en Barcelona, con la apertura de la primera de ellas en la Zona Franca, una vez que se ha comprobado su funcionamiento y viabilidad en la prueba piloto de Valencia, con la premisa de que se llega a multiplicar por ocho la productividad con este tipo de canal. La idea de la cadena de distribución es evitar que la venta online colapse el trabajo en los supermercados de barrio que tiene abiertos en toda España mediante la puesta en marcha de una red de este tipo de centros de elaboración de pedidos digitales por toda España. La cadena ya está preparando dos de estas ‘colmenas’ para Madrid, si bien no sabe aún si le dará tiempo a ponerlas en marca antes de final de año, con el objetivo estar presentes en las principales capitales de España.

El proceso no será muy rápido -no se prevé que coja velocidad de crucero en menos de cinco años-, pero se ha medido al milímetro su rentabilidad y permitirá poner en marcha un nuevo concepto de tiendas (‘colmenas’) capaces de llevar los pedidos al domicilio en intervalos de una hora, desde las siete de la mañana a las diez de la noche de lunes a viernes, lo que supone una apuesta por adaptarse a los nuevos modelos de vida de las familias más jóvenes.

La nueva ‘colmena’ de Barcelona inicia este martes el servicio en los distritos de Sarrià-Sant Gervasi y de Les Corts e incrementará, de manera progresiva, en las próximas semanas y meses el servicio al resto de barrios de la ciudad, en función de la evolución del proyecto.

El proyecto de la red de 'colmenas', que dirige la hija del presidente, Juana Roig, supone un nuevo sistema de venta en su totalidad, no solo por el desarrollo de la web y de una aplicación propia y exclusiva, sino porque supone “cambios estructurales que permiten optimizar los procesos”, admite el grupo. A pesar de las dudas que los dirigentes de Mercadona tuvieron antes de poner en marcha esta nueva red de venta, tras más de un año de pruebas, admiten que al no tener que gestionar las compras online una a una desde las tiendas, “se incrementa la productividad y eficiencia multiplicándose hasta ocho veces”.

El equipo que sentará las bases de la nueva forma de vender en Barcelona consta inicialmente de 92 trabajadores provenientes en su gran mayoría de tiendas físicas de la Ciudad Condal, si bien se prevé que aumente, hasta llegar hasta las 350 personas, a medida que avance el proceso de expansión a más distritos de la capital catalana.

El nuevo modelo de Juana Roig

Juana Roig, directora general del proyecto de compra online de Mercadona, ha destacado que "tras el éxito en Valencia de la compra online de Mercadona durante su primer año de vida, llegamos a Barcelona con la seguridad de que este servicio dispone de un potencial enorme. Prevemos que el lanzamiento en esta gran ciudad va a ser un hito significativo en la firme apuesta de la compañía por abordar el reto de la venta online en alimentación".

Este nuevo centro logístico online de 10.500 metros cuadrados ha supuesto una inversión de 7 millones de euros y cuenta con un área de almacenamiento en frío para productos refrigerados y congelados que requieren temperaturas inferiores a los -20ºC. Los productos frescos se reciben y preparan el mismo día de entrega al cliente. Tal y como se experimentó en Valencia, se han incluido en el nuevo centro logístico elementos que reducen considerablemente el consumo energético como paneles solares y aislamientos especiales para la zona de almacén de frío. Por otro lado, se ha reducido el nivel de las plataformas de carga para que los vehículos de reparto utilizados en el centro de la ciudad, que son más pequeños que los vehículos de reparto regulares, puedan cargarse fácilmente para facilitar la entrega en “la última milla”.

Para este fin se cuenta con una flota de 50 vehículos con tres modelos diferentes que permiten transportar hasta quince, nueve o cinco pedidos por viaje en función de su tamaño adaptándose a las zonas de difícil acceso. Estos vehículos de reparto están diseñados con 3 zonas de temperatura diferenciadas para que frescos y congelados lleguen a la casa del cliente online manteniendo la cadena de frío. Toda la flota de vehículos está propulsada a gas, siguiendo el compromiso con el medio ambiente de la compañía.

Ahora en Portada 

Comentarios