Domingo, 05.04.2020 - 12:58 h
La licitación era por 6.200 millones de euros

Una filial de Bombardier, la única firma española que pesca en el Metro de Bogotá

Será uno de los subcontratistas del consorcio chino que se ha hecho con la titánica obra, que llevaba 70 años parada. 

Render del futuro metro de Bogotá, en Colombia.
Render del futuro metro de Bogotá, en Colombia. / D.R.

Bombardier European Investments la firma mercantil de ingeniería filial de la multinacional canadiense y una habitual de las licitaciones públicas españolas, es la única empresa con sede en España que ha logrado una parte del megacontrato de 6.200 millones de euros para construir la primera línea de metro de Bogotá. La empresa, con sede en San Sebastián de los Reyes, será subcontratista de un consorcio entre dos poderosas empresas chinas, que han ganado la licitación frente a consorcios españoles liderados por Sacyr, Acciona, FCC y OHL, un proyecto que llevaba 70 años parado y que se acaba de resolver en la capital colombiana.

Las empresas asiáticas encargadas de construir 24 kilómetros de línea con con 16 estaciones y 28 edificios de acceso son China Harbour Engineering Company (Chec), con una participación del 85% y Xi‘An Metro Company (15%), que forman parte del consorcio Apca Transmimetro. Chec es una filial de China Communications Construction Company (CCCC) que desarrolla sus negocios comerciales en el extranjero. Actualmente, Chec cuenta con más de 60 sucursales o subsidiarias atendiendo a clientes en más de 80 países y tiene 10.000 empleados.

La ciudad de Bogotá aportará un 30% de los recursos para la financiación y el Gobierno Central el restante 70%. Con el proyecto de la Primera Línea del Metro de Bogotá se renovarán 135 hectáreas de espacio público en torno a la línea y se generarán otras 9,5 hectáreas alrededor y debajo de las estaciones, lo que supone una revolución en las infraestructuras de la ciudad que arranca con esta obra. 

El cuadruple batacazo español

Las grandes constructoras españolas habían puesto todas sus fuerza en esta contrata que se ha llevado por sorpresa el consorcio chino. Todas las quinielas apuntaban al consorcio formado por Sacyr Concesiones Colombia, pero había tres más. Sacyr se aliaba para este concurso con el fabricante vasco CAF, la coreana Hyundai Engineering & Construction. La compañía que preside Manuel Manrique ha resultado adjudicataria en los últimos años de importantes contratos en los suburbanos de Sao Paulo y Fortaleza, en Brasil. En Colombia, la constructora española se erige en el principal contratista de autopistas de cuarta generación.

Otro consorcio español era el que formaba FCC. La compañía que controla Carlos Slim se había aliado con la mexicana Carso, propiedad igualmente del multimillonario, y con la también mexicana Promotora Ideal. De poco ha servido la experiencia en el desarrollo de múltiples suburbanos en el mundo, entre los que destacan el de Riad, en Arabia Saudí y el de Doha, en Qatar. En América, han desarrollado el de Lima en Perú y el de Panamá.

Igual suerte ha corrido Acciona. El grupo que preside José Manuel Entrecanales se presentaba con las firmas italianas Impregilo y Ansaldo e Hitachi Rail Italy. Como carta de presentación, ejecuta en la actualidad las obras principales del metro de Quito y de Dubai.  El último consorcio español era el formado por OHL. La compañía que controla la familia Villar Mir también tiene una larga experiencia en Colombia, con participación igualmente en autopistas y la actual construcción de una que se licitó por 50 millones de euros. OHL presentaba candidatura con las brasileñas Andrade Gutiérrez Engenhaira, Camargo Correa y Companhia de Concessões Rodoviárias (CCR).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING