Sábado, 07.12.2019 - 13:00 h
Reapertura de la línea 2

OHL paga 1,5 millones por el caos del Metro y gana 90 en los pisos de Canalejas

El proyecto estrella de los Villar Mir, cuya venta está prevista una vez que empiece a funcionar, tendrá 22 viviendas de lujo. 

Canalejas
Canalejas: de ingresar 90 millones por las 'residences' VIP a pagar 1,5 por el Metro. / OHL

El proyecto estrella de OHL, el Centro Canalejas -en el corazón de Madrid- ha sido el quebradero de cabeza de muchos de los habitantes de la ciudad durante meses tras cerrar la línea 2 de Metro como consecuencia de varios problemas de estabilidad en la estructura de túnel durante las obras. Pero el caos circulatorio en esta parte de la ciudad terminará este viernes, cuando se reabre el tramo entre las estaciones de Retiro y Sol y los vagones se volverán a llenar de viajeros. Por ese daño, la constructora pagará 1,5 millones de compensación, pero ingresará 90 millones en la venta de los pisos de lujo del complejo. 

Esta parte de la línea llevaba cerrada desde el pasado 25 de enero y ha dificultado la circulación del centro de la ciudad. Pero a OHL -ejecutora de la obra- los daños que "desplazaron una de las paredes del túnel", según confirmó en su momento Metro de Madrid, durante las obras del parking subterráneo no le saldrán gratis.

Este mismo jueves, la consejera de transportes de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, señalaba que Metro de Madrid exigirá a OHL un importe de 1,5 millones de euros ante los daños causados por las obras del Proyecto Canalejas que supusieron el corte de la línea 2 del suburbano madrileño. "Cuando se origina un problema a una red de transporte público y el origen es un empresa que está desarrollando unas obras esto tiene unas consecuencias económicas, porque no deja de ser un impedimento y un trastorno para todos los vecinos", explicaba Gonzalo.

Pero no se va a quedar solo en esa cifra. Además, hay que sumar el coste que reclamará el consistorio de la capital como consecuencia del despligue de autobuses que durante estos meses han cubierto el trayecto cerrado tras los problemas en las obras. Pese a que desde la corporación municipal señalan que aún no tienen los datos exactos, esta cantidad deberá sumarse a los 1,5 millones de Metro.

Pero esta cifra se queda en nada si se compara con los ingresos que se pueden obtener del complejo residencial, comercial y hotelero que se levanta a solo unos pasos de la Puerta del Sol. Por ejemplo, las 22 viviendas VIP que se han levantado como un anejo al Four Seasons que ocupará la mayor parte del edificio, se han vendido por un montante total de 90 millones de euros. En total, 6.400 metros cuadrados de casas a todo lujo que compartirán ciertos servicios con el hotel. Pero también habría que sumar los rendimientos del futuro centro comercial y del hotel. 

A día de hoy, y tras varios traspasos de participaciones, el accionariado de Proyecto Canalejas Group se divide al 50%: una parte es de OHL y otra es del empresario israelí Mark Scheinberg -propietario de Poker Stars-. Pero desde la venta de la mitad a este ejecutivo, la valoración del proyecto ha pasado por varios puntos. Desde el principio. El contrato de compra firmado con el por aquel entonces Banco Santander de Emilio Botín suponía una inversión de 215 millones de euros, tal y como el propio grupo familiar confirmaba.

Dos años después, en pleno 2014, ambas firmas cerraron la financiación del proyecto por un importe máximo de 268 millones euros, "convirtiéndose así en la mayor operación de financiación otorgada en España a un proyecto inmobiliario en desarrollo en los últimos años", tal y como ellos mismos señalan. En total, hasta 483 millones de euros de inversión que parece que se han diluido con el paso del tiempo y las operaciones. Con la venta en febrero de 2017 a Scheinberg, el 50% se valoró en 225 millones de euros.

En cambio, a tenor de los movimientos de las participadas familiares en los últimos meses, Canalejas parece haberse devaluado. OHL Desarrollos se había quedado con un 17,5% del Centro Canalejas Madrid y Grupo Villar Mir con el 32,5% restante, pero este reparto no permaneció durante mucho tiempo. En agosto de 2018, el grupo familiar se vio obligado a salir de su gran proyecto y hacer una autoventa a la constructora por valor de 50 millones de euros. Esta operación deja al futuro hotel con una valoración de 150 millones, menos incluso de lo que pagó Scheinberg en 2017 por la mitad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING