Viernes, 16.11.2018 - 21:47 h
El pulso Roma-Bruselas puede tener efecto a corto plazo

Moncloa, tenemos un problema: la banca local suma un riesgo de 166.000 millones

Las grandes entidades financieras españolas acumulan crédito procedentes de tres países altamente inestables: Turquía, Italia y Argentina.

Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Nueva York. / Efe

Al Gobierno de Pedro Sánchez se le acumulan los problemas. Ya sea en forma de dimisiones (Huerta, Montón…), choques diplomáticos (Arabia Saudí), la factura de la luz, las pensiones o con la incipiente desaceleración económica (Banco de España, dixit), la lista de asuntos a resolver no para de crecer. Sin embargo, el más importante acaba de llegar a La Moncloa: el pulso Roma-Bruselas y sus efectos sobre el sistema financiero en España.

Al estallido de las crisis de Turquía o Argentina, los bancos españoles asumen que Italia ya es un nuevo fuego en su balance, aunque de otro tipo. La inestabilidad transalpina tiene capacidad para contagiar al sistema financiero español a corto plazo, mientras que las crisis de las emergentes pueden suponer un problema a medio plazo si el desplome de sus divisas se traduce en un aumento de los impagados (solvencia).

La suma de estas tres crisis convierte la amenaza un impuesto especial en España o una tasa a las transacciones financieras en un problema menor.

Según los datos hasta marzo del BIS (Banco Internacional de Pagos de Basilea), también conocido como el banco de los bancos centrales, la exposición crediticia de las entidades financieras españolas a Turquía (83.000), Italia (84.000) y Argentina (28.000) -la TIA- asciende a los 195.000 millones de dólares (166.000 millones de euros al cambio actual).

Santander, BBVA, Bankia, Sabadell, Caixabank, Liberbank y Unicaja (exceptuando a Bankinter) suman suficientes bonos soberanos en cartera e inversión crediticia en los citados países como para que hayan saltado las alarmas. En Turquía y Argentina, los ibéricos ocupan la primera posición de la banca extranjera; en Italia, la tercera.

El envío desde el Gobierno romano de un borrador presupuestario a Bruselas que excede el déficit presupuestario pactado -del 2,4% frente al 0,8% anterior- ha vuelto a encender a las primas de riesgo periféricas este viernes, es decir, el diferencial del rendimiento de sus bonos frente al alemán, considerado el activo de referencia sin riesgo.

Tanto la española (103 puntos, +4%), la portuguesa (140 puntos, +2%), la griega (+5%, hasta 370 puntos) o la italiana (+12%, hasta 370 puntos) reflejaron las ventas de bonos de los inversores con caídas en los precios y, por tanto, subidas en las rentabilidades. El principal efecto de la depreciación de los bonos italianos lo están sufriendo las carteras de deuda de la banca española, que sumaba 30.000 millones de euros en este activo hasta junio, un 15% menos que hasta marzo.

Las cotizaciones en bolsa de los principales bancos no han hecho sino resentirse en las últimas semanas. La foto de 2018 está plagada de números rojos: BBVA (-22%), Santander (-20%), Sabadell (-20%) o Bankia (-16%) encabezan las caídas desde enero. Caixabank, Unicaja, Liberbank o Bankinter todavía se mantienen en positivo en el saldo anual. En esta calculadora de LaInformación y Finect puedes consultar la evolución de sus acciones y cuánto han perdido o ganado en distintos periodos. Importante: incluyendo el dividendo.

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?:

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios