Lunes, 10.12.2018 - 12:37 h
La CCS abre una investigación

Singapur investiga si el pacto de Grab y Uber vulnera la ley de competencia

Es la primera vez que la Comisión para la Competencia de Singapur (CCS) impone medidas cautelares a una empresa en Singapur.

Uber quiere fidelizar a sus chóferes añadiendo propinas electrónicas
Uber 'vigiliado' en Singapur por su pacto con Grab.

Las autoridades de Singapur anunciaron hoy la apertura de una investigación para esclarecer si la fusión entre las empresas de transporte compartido Grab y Uber anunciada esta semana viola las leyes de competencia en la ciudad-estado.

Grab, con base en Singapur, anunció el lunes un acuerdo de compra de Uber en el Sudeste de Asia, su principal rival en la región, y la integración de sus servicios de transporte y reparto de comida en su plataforma.

La Comisión para la Competencia de Singapur (CCS) indicó en un comunicado que la operación se llevó a cabo sin que el organismo fuera notificado y que tiene "base razonable para sospechar" que las leyes de competencia han sido infringidas por la transacción. El organismo dijo que el acuerdo de fusión supone una "reducción sustancial de la competencia en relación al mercado de personal de conducción y reserva de servicios en Singapur", y propuso medidas cautelares a las dos empresas mientras no concluye la investigación.

Las medidas incluyen el requerimiento a ambas compañías para que mantengan los precios y servicios previos al acuerdo, y pretenden evitar tomar medidas que lleven a la integración de ambos negocios en Singapur. También propone conminar a las dos compañías a no intercambiar información confidencial, y exigir a Grab que garantice a los conductores de Uber que incorpore que éstos no serán sujetos a cláusulas de exclusividad o tasas de fin de contrato.

Esta es la primera vez que la CCS propone medidas cautelares a una empresa en Singapur, según indicó el organismo que concedió a las partes el derecho de presentar alegaciones contra las medidas antes de imponerlas.

El acuerdo entre las dos empresas preveía la compra del 27,5 % de las acciones de Grab por parte de Uber y la incorporación del director general de la compañía de San Francisco, Dara Khosrowshahi, al consejo de la singapuresa.

Grab ofrece una amplia gama de servicios de transporte bajo demanda, reparto de comida y paquetes, pagos a través de teléfono móvil y servicios financieros. Con la operación, la empresa prevé incorporar a su plataforma operaciones y activos de Uber en Camboya, Indonesia, Malasia, Birmania (Myanmar), Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Grab cuenta con más de cinco millones de usuarios diarios y unos 90 millones de descargas de su aplicación para teléfono inteligente.

La empresa está presente en 195 ciudades del Sudeste de Asia donde ofrece servicios de transporte bajo demanda en coche privado, motocicleta, taxi o coche compartido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios