Miércoles, 24.04.2019 - 08:48 h
De 40 millones

Morgan Stanley sale de la socimi de los ex de Axiare tras la ampliación de capital

La entidad americana poseía un 5,122% de los títulos pero ha decidido abandonar por completo de la cotizada del Continuo. 

Uno de los edificios de oficinas comprados por la socimi Árima
Uno de los edificios de oficinas comprados por la socimi Árima. / ÁRIMA

Morgan Stanley ha hecho las maletas y se ha ido de la socimi de Árima Real Estate, la socimi de los exfundadores de Axiare, tal y como la entidad norteamericana ha detallado a la CNMV. Esta salida se produce solo unos días después de la ampliación de capital que ha llevado a cabo la compañía de Luis Alfonso López de Herrera Oria por valor de 40 millones de euros. 

La entidad estadounidense era un importante accionista de la compañía, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, con un 5,122% de los títulos. Este mismo lunes, la firma americana ha vendido la totalidad de su participación, dejando del todo la firma. 

Esta operación se produce apenas diez días después del cierre de la ampliación de capital que ha llevado a cabo la firma pero que no terminó todo lo bien que cabría esperar. La socimi de los exfundadores de Axiare lanzaba un aumento de capital social por un importe en efectivo de hasta 50 millones de euros, "mediante la emisión y puesta en circulación de hasta cinco millones de nuevas acciones ordinarias", tal y como señalaba la socimi. 

En cambio, finalmente consiguió cerrar una ampliación de capital por 40 millones de euros a un precio de diez euros por cada una de ellas. Pese a no alcanzar la cuantía total que se habían propuesto en un principio, el CEO de la compañía calificaba la inyección de capital como "un éxito y una nueva muestra de confianza tanto a la actividad de Árima como a la gestión del equipo directivo, que está sabiendo aprovechar las oportunidades de inversión". 

Según ellos mismos señalaron, la ampliación se cubrió "en su mayoría con inversores cualificados e institucionales" nacionales e internacionales, en los que también se incluyeron ciertos miembros del equipo directivo de la propia Árima. El objetivo de la ampliación era el de captar recursos financieros para llevar a cabo nuevas inversiones de manera inminente que aumentasen su cartera de activos inmobiliarios.

Precisamente, a día de hoy, la cartera de activos inmobiliarios de la firma que se estrenó en el parqué el pasado mes de octubre, tiene un total de 29.000 metros cuadrados alquilables y alrededor de 500 plazas de aparcamiento. Es por ello que, gracias a la inyección de capital, se prevé aumentar el número de propiedades en manos de la firma. 

Por ahora, y a la espera de conocer al nuevo comprador de estos títulos, el poder en la firma sigue en manos de Bank of Montreal, que con un 10,422% sigue siendo el primer accionista. Pero las cosas no han sido fáciles para esta socimi desde el inicio de su andadura en la bolsa. Las circunstancias del mercado hicieron que la OPV, inicialmente prevista en 300 millones de euros, se viera reducida hasta los 100 millones de euros.

Ahora, la reciente ampliación de capital ha espantado a uno de sus principales accionistas, Morgan Stanley. Los títulos de la socimi cerraban la sesión de este lunes en los 9,80 euros por acción tras una caída del 2% con respecto al precio de apertura de la sesión que se situaba en los diez euros. El pasado viernes, un paquete de 208.500 títulos se vendió en el mercado de bloques a un precio de 10,10 euros, lo que supuso una transacción de 2.105.850,00 euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios