Viernes, 22.11.2019 - 00:28 h
Uría y Davis Polk, asesores legales

Morgan Stanley y Bank of America serán los 'MasterChef' de Burger King en bolsa

Restaurant Brands Iberia (RBS) es propietaria también de la marca Tim Hortons y abrirá en los próximos días en España el primer restaurante Popeyes. 

Fotografía de Burger King
Burger King ha elegido a Morgan Stanley y Bank of America como 'MasterChefs' de su salida a bolsa. / EFE

Restaurant Brands Iberia (RBI), empresa licenciataria en España de la marca Burger King y que también posee las dos grandes enseñas de comida rápida Tim Hortons y Popeyes, ha puesto a calentar la parrilla de su salida a bolsa con la contratación de Morgan Stanley y Bank of America como bancos colocadores de una próxima oferta pública. La operación cuenta  con todos los ingredientes preparatorios para el salto al parqué, que incluyen la definición de los asesores legales, que serán Uría Menéndez y Davis Polk como representantes del emisor y Freshfields Bruckhaus Deringer por parte de los citados bancos aseguradores. El auditor de la operación será la firma EY.

​Los establecimientos de servicio rápido, lo que en términos anglosajones se conoce como el mercado QSR que engloba a restaurantes, bares y cafeterías, han levantado el hambre de los inversores internacionales, convirtiéndose en uno de los escasos negocios con proyección en el inapetente mercado bursátil. El ejercicio 2019 ha sido nulo para los estrenos en el parqué pero los analistas esperan que la tendencia se rompa en las primeras ventanas de oportunidad que surgirán a partir de la primavera de 2020.

Restaurant Brands Iberia puede ser de las primeras en seguir el camino emprendido hace ahora un año por Amrest, propietaria de La Tagliatella. En paralelo trabaja también el grupo mexicano Alsea con vistas a la oferta pública en bolsa de Food Service Project, el 'holding' que aglutina jurídicamente a marcas tan conocidas como Vips, Ginos, Domino's Pizza, Starbucks, Foster's Hollywood y, TGI Fridays, entre otras. Todas estas denominaciones comerciales dan lustre a un segmento de negocio en clara progresión de crecimiento y que es fundamental dentro del sector de la restauración y del consumo interno en España.

La empresa que posee los derechos de explotación en España y Portugal de la popular cadena de hamburgueserías está controlada por QMI Fonciere SL., grupo familiar de restauración fundado hace treinta años. A día de hoy Restaurant Brands Iberia dispone de casi 400 establecimientos en la Península Ibérica teniendo en cuenta la reciente apertura en Portugal. Asimismo cuenta con cerca de 20 cafeterías Tim Hortons y tiene previsto abrir en España en los próximos días el primer restaurante Popeyes, especializado en pollo frito.

La mayor parte de toda esta expansión se ha generado a lo largo de los últimos cinco años, lo que ha permitido un crecimiento prácticamente exponencial de las ventas, que alcanzaron los 380 millones de euros en 2018. En los primeros seis meses de este año RBI acumula un volumen de negocio superior a los 450 millones. El crecimiento medio anual de las ventas se ha situado en torno al 5%. La empresa que está considerada como master franquiciador de Burger King en España genera un margen bruto de explotación del 17%, lo que se traduce en un ebitda de 80 millones de euros.

Nuevo consejo con un tercio de independientes

Restaurant Brands Iberia fichó el pasado mes de marzo como director corporativo a Alberto Sebastián, un experto banquero de inversiones con un bagaje profesional de diez años en Morgan Stanley. La incorporación del citado ejecutivo fue el detonante que indujo al mercado a pensar en una salida a bolsa, tal y como adelantó entonces La Información.com. La empresa licenciataria ha definido durante estos meses un equipo de gestión en torno a su presidente y CEO, Gregorio Jiménez, cuyo entorno controla el 90% de la 'masterfranquicia' a través de la citada QMI Fonciere. El restante 10% está en manos de Burger King Europa GMBH.

La oferta pública será precedida por un proceso acelerado de adaptación a las normas de gobierno corporativo que supondrá la aprobación de  nuevos estatutos y  nuevo reglamento de junta general y consejo de administración. El máximo órgano de gobierno estará controlado por una mayoría de consejeros no ejecutivos y dispondrá de un tercio, como mínimo, de consejeros independientes. El Burger King de Benidorm, el primero abierto en nuestro país en 1981, ha dado paso al cabo de 38 años al mayor franquiciado nacional y quiere ahora presentarse en sociedad con una puesta de largo en bolsa. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING