Muere a los 66 años Marchionne, el ex consejero delegado que salvó a la FIAT

  • Había sido reemplazado permanentemente como consejero delegado del consorcio automovilístico  por sus problemas de salud.
Sergio Marchionne
Sergio Marchionne
FIAT CHRYSLER AUTOMOBILES - Archivo

El ex consejero de Fiat Chrysler Automobiles y Ferrari Sergio Marchionne ha fallecido después de varios días ingresado en un hospital de Zúrich por complicaciones derivadas de una cirugía. El dirigente había sido operado hace algunas semanas en el hombro, pero algunas complicaciones tras la operación provocaron su estado irreversible, según publicaron algunos medios.

El sábado pasado, Marchionne, que tenía prevista su salida de la compañía para 2019, fue reemplazado permanentemente como consejero delegado del consorcio automovilístico italoestadounidense y de Ferrari por sus problemas de salud. "Desafortunadamente, lo que temíamos ha sucedido. Sergio Marchionne, hombre y amigo, se ha ido", lamentó el presidente del grupo, John Elkann, en un comunicado emitido por la firma de inversión italiana Exor, propiedad de la familia Agnelli.

Elkann ya expresó su "dolor" hace unos días por la marcha de Marchionne de la compañía después de 14 años, pero aseguró que con Mike Manley (responsable de Jeep) como nuevo consejero delegado de la multinacional, FCA se asegura la "máxima continuidad". "Mi familia y yo siempre estaremos agradecidos por lo que hizo y estamos cerca de Manuela y sus hijos Alessio y Tyler. Renuevo la invitación a respetar la privacidad de la familia de Sergio", añadió.

El que fuera el vigésimo séptimo mejor CEO del planeta, según la revista anual de Harvard, era mundialmente reconocido por levantar compañías que parecen hundidas. Es el caso de Fiat, la histórica firma italiana, que estaba prácticamente en la bancarrota cuando Marchione se hizo cargo de ella. Eso fue en 2003, tres años más tarde no solo daba beneficios, sino que su estructura financiera era mucho más sólida.

En 2009, Marchionne volvió a repetir milagro: en este caso con Chrysler. La firma transalpina con el italiano al mando, decidió dar un paso adelante y comprar la compañía estadounidense. Todo ello, pese a que Chrysler estaba prácticamente en fase de liquidación. Un par de años más tarde, la misma compañía que había estado en fase de liquidación volvía a ser rentable.

La familia había pedido discreción y nunca comunicó el estado de salud de Marchionne. Su estado de salud provocó que FCA y Ferrari tuvieran que elegir a sus sucesores anticipadamente en un consejo de administración urgente el pasado sábado. Marchionne había anunciado su marcha de FCA en la primavera de 2019 y de Ferrari en 2021. "Pienso que el mejor modo de honrar su memoria era guardar como un tesoro el ejemplo que ha dejado, cultivar los valores de humanidad, responsabilidad y apertura mental de los que siempre fue promotor", añadió en la nota Elkann, ahora presidente de FCA y Ferrari.

El nieto de Gianni Agnelli señaló que él y su familia le serán "siempre gratos por todo lo que hizo" y mostró su cercanía a la esposa de Marchionne, Manuela, y a los dos hijos del precedente matrimonio, Alessio y Tyler. La historia en Fiat de Marchionne comienza en 2003, cuando Umberto Agnelli lo llama para que forme parte de el consejo de administración de Fiat a pesar de que no tenía experiencia en automóviles y llegaba del sector de los seguros. El año siguiente se convierte en administrador delegado en un momento en el que la sociedad acumulaba grandes perdidas.

Con su habitual jersey negro, consiguió en estos 14 años sacar a Fiat de la crisis y convertirla en una "sociedad solida y con un futuro brillante y luminoso", como aseguró el pasado junio cuando se anunció su plan industrial hasta 2022 y 45.000 millones en inversiones. Este italiano, aunque crecido en Canadá, fue el visionario y artífice de la posibilidad que daba la fusión con el grupo estadounidense Chrysler en 2009, que relanzó el grupo de la familia Agnelli aunque ahora con sede legal en Amsterdam (Holanda) y la fiscal en Londres.

Enfrentamientos con los sindicatos

Pero los números de la era Marchione lo dicen todo. El facturado paso de los 47.000 millones de euros en 2004 a los 141.000 millones del pasado ejercicio. De las perdidas de 1.500 millones de euros en 2004 pasó a un beneficio neto de 4.400 millones en 2007. Marchionne, considerado un tipo duro, tuvo importante enfrentamientos con los sindicatos del sector al saltarse el convenio colectivo, pero también con la asociación de empresarios (Confindustria), de la que salió en 2011 tras varias divergencias y que en su momento fue un hecho clamoroso.

También supo relanzar las marcas del grupo estadounidense como Jeep, a la que consideraba "el buque insignia de la compañía", con el lanzamiento en Europa de modelos como el nuevo Wrangler y el nuevo Cherokee. En Italia, apuesta por la fábrica de Pomigliano (sur) donde se fabrica el nuevo Panda y reinventa nuevo modelos como el 500L y tres nuevos Lancia: Ypsilon, Voyager y Flavia. Marchionne también deja la presidencia de Ferrari, a pesar de que había anunciado que seguiría hasta 2021.

Recoge el testigo de Luca Cordero de Montezemolo en 2014, que había dejado una sociedad que no crecía y una escudería de Formula 1 en total crisis. Con Marchionne, Ferrari vuelve a ser la joya de la corona de la familia Agnelli, se adquieren el 90 por ciento de las acciones que estaban en manos a bancos e inversores y se crea una sociedad separada de Fiat que cotiza en la Bolsa. Los resultados de Ferrari en el primer trimestre de 2018 eran de un beneficio en aumento del 19,4 % respecto al mismo periodo del año pasado y un facturado de 3.400 millones.

El nuevo consejero delegado de FCA es Mike Manley, de 54 años, nacido en Edenbridge, Reino Unidos, era responsable de la marca Jeep desde 2009 y jefe de operaciones del grupo en Norteamérica desde 2015. Mientras que el nuevo consejero delegado de Ferrari será Louis Camilleri y presidente, John Elkannm.

Mostrar comentarios