Viernes, 13.12.2019 - 02:45 h
Diseñadas en España, hechas en China

Muroexe, las zapatillas veganas 'made in Spain' que quieren conquistar América

Su mercado son los millenials que nunca han querido llevar zapatos y prefieren las zapatillas elegantes. El toque ecológico también da marca.

Los fundadores de Muroexe
Los fundadores de Muroexe, Esmeralda y Roberto.

Zapatillas que parecen zapatos, o botas que parecen zapatillas para los ‘millennials’ y ‘brokers’ de la Quinta Avenida o los artistas y bohemios del soho neoyorquino. Jóvenes treintañeros que ‘patean’ las calles de la Gran Manzana y gastan la suela de unas Atom Boots o unas Army Black. Muroexe, la start-up española de calzado que idearon en 2013, “como un hobby”, los emprendedores Esmeralda Martín y Roberto Heredia y que a finales de este año habrá vendido al menos 130.000 pares en 50 países
de todo el mundo
, prepara para 2018 su gran desembarco en el mercado estadounidense.

Para ello abrirá un almacén logístico en la costa Este, “que nos permitirá resolver el tema de distribución y hacer más atractivo el producto a nivel de precio”, se volcará en el e-commerce (venta online), llevará a cabo una intensa labor de marketing y comunicación e incluso prevé abrir tiendas físicas en Estados Unidos, aunque “eso será en una segunda fase porque lo primero que queremos es abrir más tiendas de marca
en España y Alemania, que es nuestro segundo país”. De hecho, ahora mismo la firma solo cuenta para la venta offline con una en Madrid, pero están presentes en 320 comercios multimarca de todo el mundo.


El corazón de Muroexe es una nave a orillas del río Manzanares, muy cerca del Vicente Calderón. Con aire de loft neoyorquino postindustrial. Paredes blancas, sin decoración apenas… Un espacio diáfano cuya monotonía cromática rompen algunos modelos de la marca, una máquina para el café y una isla rectangular con ordenadores a un lado y a otro que manejan docena y media de trabajadores de la firma. No estamos en
una escena de Blade Runner 2047. Es Madrid, noviembre de 2017. La sala de máquinas donde todo surge. “En USA nuestra venta es relativamente modesta”, cuentan en Muroexe. “En venta online estamos en un porcentaje de un 5% del total, pero teniendo en cuenta que no estamos haciendo nada allí, esta venta se genera únicamente por existir. No  tenemos comunicación ni tenemos marketing… 2018 es el año de empezar a hacer cosas en Estados Unidos y de tratar de hacerlas bien", subrayan.

Cuatro millones de facturación

Con esta expansión, que la empresa concretará y hará oficial en el primer trimestre del 2018, Muroexe prevé pasar de los 2,7 millones de facturación con los que espera finalizar 2017 a 4 millones de euros, “que es nuestro objetivo” para el próximo año, como explica la cofundadora de la compañía, Esmeralda Martín. De conseguir esos objetivos de facturación la progresión de Muroexe habrá sido meteórica.

Comenzaron en 2013 con la tienda online y sin “conocer nada del mundo del calzado porque no sabíamos ni lo que era una horma”. El primer día “vendimos once pares, el segundo, tres y el tercer día ninguno, así que fuimos a dar un paseo para ver qué era lo que estábamos haciendo mal. Identificamos los errores y a los dos meses ya habíamos agotado las primeras existencias, mil pares”.

Éxito en el Black Friday

De ahí a vender otros 50.000 hasta 2016 y 70.000 más en lo que llevamos de este año 2017. Así la facturación ha pasado de 1,7 millones de euros en 2016 a los citados 2,7 con los que prevén cerrar 2017 (un 30% procedente de la exportación) y a ese objetivo de 4 millones en ventas el año que viene. Solo como ejemplo basta señalar que en el Black Friday de este año, únicamente en venta online y en la tienda de Madrid, sin tener en cuenta los resultados de las 3.200 tiendas multimarca donde se pueden comprar productos Muroexe en España, Reino Unido, Alemania, Japón, Canadá, Austria, Portugal, Bélgica, Luxemburgo o Suecia, la empresa ha vendido más de 6.000 pares de zapatillas y botas.

El boom de la marca ha logrado, incluso, atraer a fondos de inversión, “lo que nos ayuda a crecer y a la expansión internacional de la empresa”. Sin duda, la entrada en abril del pasado año en el accionariado de la empresa de JME Venture Capital (Fundación José Manuel Entrecanales) fue un espaldarazo para una compañía en la que, de cualquier manera, los socios fundadores continúan manteniendo el control del 53% de las acciones, y en la que también participan inversores que están en el proyecto desde sus inicios como el ex presidente de Repsol, Alberto Cortina Alcocer, o Inés Andrade, de Altamar Capital.

Una tienda de Muroexe por dentro
Una tienda de Muroexe por dentro

Solo materiales sintéticos

“No descartamos nada, como la salida a bolsa”, aseguran. No sabemos lo que sucederá dentro de tres o cuatro años y no descartamos nada, pero desde luego no están hoy en el horizonte de la marca”, destacan.

Pero todo crecimiento rápido tiene su servidumbre y esta empresa emergente, que vende como valor añadido de marca que sus productos son 100% veganos (solo utilizan materiales sintéticos), no ha podido huir de algunos tics de las grandes multinacionales y marcas textiles y de moda y centraliza gran parte de su producción en Asia. En concreto en China. “No tanto por un tema económico sino de volúmenes de producción y de tecnología”.

Cuentan los creadores de Muroexe que “empezamos produciendo con una empresa familiar de Alicante" y luego pasamos a una fábrica de Toledo. “Para nosotros la fábrica es algo esencial porque nos permite transformar ideas y proyectos en algo que técnica y físicamente funcione bien. A medida que crecíamos nos encontramos con que produciendo en España era difícil crecer por dos motivos: llegar a los volúmenes de
producción que necesitábamos y acceder a productos más innovadores", remachan
.

"En España -cuenta Esmeralda Martín- se trabaja muy bien productos más artesanales como el zapato clásico, de tacón, la alpargata… Pero lo deportivo nunca ha sido la fortaleza de las fábricas de aquí. Y por eso empezamos a explorar producciones en Asia, donde encontramos la capacidad de producir a gran volumen y nuevos materiales y tecnología
porque al final todas las grandes marcas del mercado fabrican allí y cualquier novedad la tienes allí".

Zapatillas convertidas en zapatos
Zapatillas convertidas en zapatos

Las claves de su éxito

Muroexe, en fin, comenzó como “un juego” de dos jóvenes emprendedores del mundo de la información y la tecnología y ahora es una empresa que cuenta con 21 empleados (17 en su oficina central de Madrid y 4 en la tienda de la capital), dispone de almacenes logísticos en Guadalajara y Berlín, a los que se sumará en pocas semanas el de Estados Unidos, y ofrece un producto que “ha revolucionado lo tradicional”. “Vimos -aseguran- que había un hueco de mercado que no estaba cubierto. Calzado para treintañeros, que habían crecido con zapatillas de correr, fosforitas, y que cuando necesitaban una zapatilla más elegante, más formal, por necesidades laborales o personales, no tenían y se veían obligados que ir a coger zapatos”.

La clave del éxito es, pues, convertir las zapatillas en zapatos, un diseño a un precio asequible (casi ninguno de sus productos supera los 100 euros) realizado por ingenieros y diseñadores industriales. “ninguno del mundo de la moda”, y en el que los clientes tienen algo que decir a partir de las continuas encuestas que la firma hace a sus compradores. “Hemos encontrado un carril diferenciado”.

Ahora, Muroexe sigue explorando y el carril comienza su bifurcación. Hace unas semanas lanzaron su primer producto que no fuera calzado, una mochila, y los planes para 2018 pasan por el lanzamiento de “nuevas líneas de calzado, en línea unisex, pero más orientada a la mujer y productos accesorios orientados a la portabilidad en torno a
la mochila. Pocos productos, pero bien diseñados, atractivos, tecnológicamente vanguardistas… Que nuestra línea central sea el calzado, pero abrirnos a otros productos, elegantes, bien diseñados y a un precio atractivo”, concluyen.

Zapatillas convertidas en zapatos

El aspecto de una tienda física de Muroexe
Muroexe espera facturar 2,7 millones en 2017Solo en el Black Friday han vendido solo 'on line' 6.000 pares de zapatillas

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING