Martes, 22.05.2018 - 02:24 h
Oferta del grupo italiano sobre Abertis

Nadal enseña sus cartas: no exigirá a la CNMV que retire a Atlantia de la opa

El plazo para presentar un recurso por vía contencioso-administrativa, contra la decisión de la CNMV, concluyó el pasado viernes 2 de marzo.

Sebastián Albella
Sebastián Albella / EFE

El Gobierno ha tirado la toalla en su oposición, nada disimulada, a la oferta del grupo italiano Atlantia por Abertis. El Ejecutivo ha decidido no recurrir la decisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de mantener activa la opa lanzada por el grupo de la familia Benetton, a pesar de que Moncloa consideraba que la oferta contenía un defecto de forma, al no haber solicitado, previamente, autorización a los Ministerios de Fomento y Energía. Ambos ministerios la exigieron porque Abertis gestiona activos considerados estratégicos para el Estado, como las autopistas de peaje o los satélites de Hispasat, filial de Abertis.

El Gobierno tenía de plazo hasta el pasado 2 de marzo para presentar recurso, por la vía contencioso-administrativa, a la decisión de la CNMV. Tenía que haberlo hecho, como muy tarde, en el primer Consejo de Ministros de marzo, según indican fuentes conocedoras del proceso.

Y no lo hizo. La decisión de no recurrir coincide además en el tiempo con las negociaciones entre Atlantia, su rival en la puja por Abertis, ACS, para llegar a un acuerdo en sus opas y compartir los activos del gestor de autopistas.

La disparidad de criterios entre el Gobierno y el supervisor del mercado bursátil se ha prorrogado, prácticamente, casi tres meses. En diciembre, a través de los Ministerios encabezados por Álvaro Nadal y Íñigo de la Serna, exigió la retirada de la opa del grupo transalpino. "Atlantia ha pedido autorizaciones en todos los anteriores países donde opera Abertis, menos la correspondiente al Gobierno de España", criticaron ambos ministerios.

Atlantia dio su brazo a torcer y asumió que pediría autorización, algo que ya había hecho ACS, que ha lanzado su opa a través de su filial alemana Hochtief. Sin embargo, la CNMV no cambió el paso y mantuvo en enero la autorización concedida a Atlantia por considerar que reunía todos los requisitos requeridos en la ley de opas y que la autorización exigida por Moncloa no tenía que ver con la oferta en sí, sino con la transmisión indirecta de activos o contratos de Abertis, en referencia a Hispasat.

A la espera de la CNMV

A día de hoy, esa opa del grupo italiano, que valora Abertis en 16.500 millones de euros, está parada a la espera de que la CNMV apruebe el folleto de compra de Hochtief, que propone 18.185 millones. Más aún cuando ambas empresas están negociando, aunque en fase preliminar, si lanzar una oferta conjunta, a través de un nuevo vehículo, o pactar el reparto de activos del gestor de autopistas.

A la espera de concretar esas negociaciones, las más beneficiadas en bolsa son las dos compañías que lanzan la opa. Entre las sesiones de jueves y viernes, tras la confirmación de ese diálogo informal, los títulos de ACS acumulan una subida del 11%; y los de Atlantia, un 8,1%. En cambio, Abertis ha frenado en seco la subida que arrastraba desde mayo y se ha quedado estancada en los 18,6 euros por título.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios