Domingo, 24.03.2019 - 04:46 h
IBM tira la casa por la ventana

Así es el negocio español de la 'tech' por la que IBM desembolsará una millonada

Centrada en la creación de ‘software’, factura desde Irlanda y cuenta con filial en el país desde el 2000. Declaró 22 millones en ingresos en 2017.

Julia Bernal, responsable de Red Hat para España y Portugal
Red Hat, cuya 'jefa' es Julia Bernal, lleva en España desde el año 2000. / Red Hat

Es una de las cinco mayores compras tecnológicas de la historia. El gigante IBM sacará la chequera y pagará más de 29.000 millones de euros por la empresa cotizada Red Hat, especializada en el desarrollo de ‘software’ de código abierto, para potenciar su unidad de servicios en la nube. En el último año completo, la compañía superó los 2.500 millones de dólares. ¿Y en España?

Red Hat creó su filial española en el año 2000 con un capital social de 3.000 euros. Federico Musto, antiguo vicepresidente del área de Emea. Aterrizaba siete años después de su fundación en Estados Unidos por el ingeniero Marc Ewing. Su destino: el desarrollo de software. Tras los primeros años de actividad, la sociedad acabó dependiendo de Red Hat Limited, con sede en Irlanda. Como sucede con otras compañías similares en este sector, la ubicaron en el país europeo con el objetivo de reducir al máximo su factura fiscal.

Ingresos de 22 millones

El negocio que la compañía declara en España sigue siendo muy pequeño. En su ejercicio fiscal 2017, último disponible en el Registro Mercantil, apenas sumó 22 millones de euros de ingresos (frente a los 13,8 millones de un año antes). La totalidad de estas ventas se completaron con la matriz irlandesa, a la que facturaron trabajos de marketing y promoción de todos sus servicios -similar a Facebook o Google-. Justo sobre este hecho hace hincapié la auditora PwC en su informe.

“Los ingresos de Red Hat, S.L.U. se basan fundamentalmente en un modelo de negocio "cost plus", es decir, facturan sus costes con un margen a sociedades del grupo al que pertenece”, explican en la memoria. Ese margen es del 4% para servicios de comercialización y soporte y de un 10% (cuatro puntos más que el año anterior) para los trabajos de I+D.

El crecimiento de la plantilla de Red Hat en España del último año ha sido bastante significativo, de casi el 70% pasando de los 107 a los 170 empleados (de los que más de un 60% son técnicos y un 40% ocupan puestos en el departamento de ventas y comercial). Fuentes cercanas a la compañía confirman que hoy por hoy el equipo ya supera los 260.Hoy cuenta con tres oficinas: dos en Barcelona y otra en la Torre de Cristal de Madrid, según refleja en su memoria anual consultada por La Información.

Con todos los gastos de estructura, principalmente de personal (casi 15 millones de euros), la empresa apenas declaró unos beneficios de 1,4 millones. Entre los dos últimos ejercicios ha pagado una factura fiscal minúscula: algo más de medio millón de euros a la Agencia Tributaria en forma de Impuesto de Sociedades. Pese a que la empresa tiene abiertos a inspección todos sus tributos de los últimos cuatro años, no ha recibido ninguna investigación fiscal.

Una fuerte apuesta por la nube

Red Hat es una enorme apuesta por IBM, uno de esos gigantes históricos de Silicon Valley que busca, al igual que otros como Microsoft, renacer centrándose en servicios como los vinculados a la nube o a la inteligencia artificial. El empuje de grandes competidores como Amazon, la propia Microsoft o Google no ha pasado desapercibido por parte de la compañía, que hasta finales de 2017 había encadenado 22 trimestres consecutivos de caídas en los ingresos a nivel global.

La inmensa mayoría de su negocio 2.900 millones de dólares durante el último año fiscal concluido en febrero- procede de la suscripción a sus servicios de software. Sus plataformas y herramientas en la nube han resultado claves para que IBM se rasque el bolsillo y pague más de un 60% de prima respecto a la cotización de la empresa del pasado viernes.

Microsoft, la otra gran compra de código abierto

Esta compra anunciada por IBM no es la única que se da en un segmento como el del software de código abierto (cualquiera puede descargarlos de manera gratuita y modificarlos). La última en hacer un movimiento similar fue Microsoft que puso sobre la mesa 7.500 millones de dólares por quedarse con la plataforma para desarrolladores de código abierto  Github.

Esta adquisición, la tercera más importante de Microsoft, fue concluida de manera definitiva este mismo martes, tras el anuncio oficial por ambas partes. Github se mantendrá como una entidad independiente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios