Miércoles, 11.12.2019 - 01:32 h
De Argentina a Perú

Norwegian desafía a Iberia y Air Europa: prepara vuelos baratos de Europa a Latam

La aerolínea de bajo coste acaba de solicitar a sus inversores un aplazamiento del pago de dos emisiones de bonos pese a la ampliación de capital.

Norwegian
Norwegian desafía a Iberia y Air Europa: prepara vuelos baratos de Europa a Latam. / EFE

Norwegian, la aerolínea nórdica en manos de Niels Smedegaard, quiere abrir su mercado y ha puesto el foco en Latinoamérica para seguir creciendo. La estrategia pasa por unir esta parte del continente con Europa a través de varios vuelos directos y plantar cara a las clásicas aerolíneas que cubren ahora estas rutas, tal y como confirman a La Información fuentes conocedoras de las operaciones. Así, la firma 'low cost' mantiene avanzadas conversaciones con varios de los gobiernos de esta región con el fin de empezar a operar cuanto antes desafiando a las españolas Air Europa, en manos de Globalia, e Iberia, propiedad de IAG. Todo ello en medio de las dudas sobre su situación financiera y con la opción de opa aún sobrevolando. 

A día de hoy, Norwegian cuenta con un vuelo directo entre Londres Gatwick y Buenos Aires con el que llegó al sur del continente americano y gracias al que ha iniciado las conversaciones con el gobierno argentino. Estas se encuentran "en un estadio avanzado", señalan las mismas fuentes, y buscan unir el aeropuerto londinense con uno de los grandes focos de atracción del turismo del país, Puerto Iguazú. 

Precisamente en Argentina la compañía 'low cost' ya abrió una filial en 2017 bajo el nombre de Norwegian Air Argentina con la que opera vuelos internos a destinos como Ushuaia, Mendoza o Córdoba desde Buenos Aires. Precisamente, a través de esta marca, cuenta con la autorización pertinente para comenzar a operar entre España y el país de Mauricio Macri, pese a que, según señalan fuentes del sector aeronaútico, "quizá este no sea el mejor momento económico para hacerlo". Pero este no es el único destino en el que buscan expandirse. También han puesto el foco en otros como Brasil o Perú. 

Así, cuentan desde hace varios meses con el visto bueno de Aviación Civil Española para unir Madrid con Perú con varias frecuencias semanales, pese a que aún no hay fecha para que comiencen las operaciones. De hacerse realidad esta línea, competiría de manera directa con Air Europa e Iberia, las dos grandes firmas españolas, y con Latam, que también lleva a cabo vuelos desde este país.

La aerolínea cuenta actualmente con varias bases en nuestro país, siendo la más importante de ellas la de Barcelona, desde la que operan vuelos a los países nórdicos, Islandia, Reino Unido, Israel y varios destinos en Canarias y Estados Unidos. Los destinos de este último país son hacia los que se desarrollan los trayectos más largos que lleva a cabo la marca desde España y que se suman a los que también tiene desde la capital. 

Dudas sobre la financiación y los '737'

Pero no todo son buenas noticias para Norwegian. En los últimos días la compañía ha solicitado una prórroga de dos años del vencimiento de los bonos a sus inversores. En concreto, se trata de dos emisiones de bonos por un importe conjunto de 345 millones de euros. La primera de ellas tenía como fecha de vencimiento este mes de diciembre, mientras que la segunda lo haría en agosto de 2020. De ser aceptada la propuesta por los acreedores -tienen de plazo hasta el 16 de septiembre-, los nuevos plazos quedarían fijados en noviembre de 2021 y febrero de 2022, respectivamente.

Este movimiento no ha hecho más que sembrar las dudas sobre la situación de la compañía ya que a principios de año la aerolínea ya tuvo que acudir al mercado para obtener financiación adicional a través de una ampliación de capital de unos 300 millones de euros, 3.000 millones de coronas noruegas. 

A todo ello se une su exposición a la paralización de las operaciones con los Boeing 737 MAX. Norwegian ha sido una de las compañías más afectadas por la crisis de estos aparatos ya que cuenta con 18 aeronaves de este modelo en tierra. La escandinava ha señalado en varias ocasiones que ha intentado compensar el déficit de capacidad causado por esta incidencia aplazando la venta de aviones antiguos, alquilando aeronaves y aprovechando los 787 Dreamliner en rutas muy solicitadas. Aún así, tuvo que cancelar varias líneas entre Irlanda y Estados Unidos. 

La compañía, que cotiza en la bolsa de Oslo, Noruega, lleva algo más de un año en caída libre. El precio de la acción, que superaba las 172 coronas tras la compra de IAG de poco más de un 4% de sus títulos que abría la posibilidad de una opa en abril del año pasado, se quedaba a cierre de la sesión de este jueves en el margen de las 30 coronas. Esta pérdida de valor supera el 80% en poco más de un año y se una a las ya mencionadas dudas sobre su situación financiera. Un nuevo reto para la compañía. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING