Jueves, 20.06.2019 - 13:47 h
Los desmanes bancarios

Nueva causa a excargos de Caixanova por un quebranto de 80 millones

Los exdirectivos otorgaron préstamos simulados a una constructora para que reflotara la sociedad de un exconsejero de la entidad

Fernández Gayoso comparecerá el 26 de julio ante el Congreso
El expresidente de Caixanova Julio Fernández Gayoso. 

Utilizaron el patrimonio de la caja que dirigían, Caixanova (la actual Abanca), para reflotar la empresa de un exconsejero. Y lo hicieron mediante contratos simulados de préstamo por valor de 134,25 millones de euros. La Fiscalía Anticorrupción se ha querellado contra el ex director general y ex presidente de la entidad Julio Fernández Gayoso, el ex director general adjunto Gregorio Gorriarán, el ex director general José Luis Pego, el exsubdirector Domingo González Mera y el exdirector de la oficina principal de la caja, José Parente. Les imputa, junto a un empresario y dos tasadores, los delitos de administración desleal, simulación de contrato y blanqueo de capitales. Gorriarán, Pego y Fernández Gayoso ya fueron condenados en octubre de 2015 por las escandalosas indemnizaciones que se concedieron en la caja.

La querella, que ha sido admitida a trámite por el titular del Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, relata cómo en 2005, Gorriarán visitó en Vigo al administrador de la constructora Promalar SL, Juan Lago, también imputado. En ese encuentro, el entonces director general adjunto de Caixanova le propuso que se hiciera cargo de la sociedad Bernardo Alfageme SA, de la que era presidente el fallecido Fernando García del Valle, ex consejero de la caja hasta 2002 para reflotarla. A cambio Gorriarán se comprometió a que Caixanova le prestara financiación para que comprara esta sociedad. A ese encuentro, también acudió José Parente, entonces director de la oficina principal de Caixanova.

Además de la vinculación con el exconsejero García del Valle, Bernardo Alfageme SA, la sociedad a salvar con la operación, tenía otras vinculaciones con cargos de la entidad. El expresidente de Caixanova, el también fallecido Guillermo Alonso Jaúdenes, era socio junto a esa firma en otras dos empresas -Fabricantes Conserveros Reunidos SA y Aquarios SA- de las que tanto Bernardo Alfageme SA como Alonso Jaúdenes eran accionistas. 

El objetivo de la operación fraudulenta era, según Anticorrupción y De la Mata, facilitar la salida de Fernando García del Valle de Bernardo Alfageme SA "en condiciones favorables". Para ello, los máximos directivos de la caja no dudaron en actuar "en perjuicio de la entidad de crédito que administraban". Así, "simularon contratos que ocultaban la verdadera naturaleza y la finalidad de las operaciones de financiación concedidas a Promalar SL", relata el auto por el que el juez inicia su investigación.

Esta última empresa recibió dos préstamos de 60 millones de euros el 20 de diciembre de 2005. En marzo de 2007, Promalar recibió otros 9,25 millones de euros, a los que se sumaron otros 5 millones en julio de 2009. Esas operaciones fueron ruinosas para Caixanova. En 2010 se generalizaron los impagos de Promalar SL y la nueva entidad en la que se integró la causa, Novacaixagalicia, decidió resolver los contratos. Un año después, en 2011, entró en concurso de acreedores dejando un agujero de 80 millones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios